Uno de los carteles del Festival de Cine de San Sebastián, cuya 70 edición comienza este 16 de septiembre. Foto: EFE/ Javier Etxezarreta

Los cineastas latinoamericanos vuelven a tener una fuerte presencia en el Festival de San Sebastián -que celebra su 70 edición- con casi treinta películas en diferentes secciones de las que cuatro pelearán por la Concha de Oro: “El suplente”, “Pornomelancolía”, “Los reyes del mundo” y “The Wonder”.

Además de estos títulos de la Sección Oficial del certamen que comienza el viernes la cinematografía americana estará presente en Horizontes Latinos -que abrirá Patricio Guzmán con “Mi país imaginario”- o en el apartado Perlas -donde se emitirán la celebrada “Argentina, 1985”, de Santiago Mitre, y “Bardo”, el proyecto más personal del mexicano Alejandro González Iñárritu-.

En total son 29 películas, 4 de ellas cortometrajes, y con mujeres dirigiendo algo más de un tercio del total (11). Por nacionalidades, hay más producciones en las que participa Argentina (10), seguida por México (9), Colombia (5), Brasil y Chile (3), Cuba (2), mientras Costa Rica, Nicaragua, República Dominicana y Uruguay, producen un título cada una.

Cuatro directores en sección oficial

En el certamen principal del festival hay 17 películas de todo el mundo a concurso. Una de ellas es “El suplente”, del argentino Diego Lerman, que recoge las andanzas de un profesor en los suburbios de Buenos Aires.

El cineasta argentino Manuel Abramovich, varias de cuyas anteriores obras han pasado por la sección “Zabaltegi-Tabakalera”, concursará en esta ocasión con su cuarto largometraje, “Pornomelancolía/Pornomelancholia”, el retrato de un ‘sex-influencer’ que estuvo seleccionado el año pasado en WIP Latam.

Por su parte, el también argentino Sebastián Lelio, quien participó en la sección “Perlak” con Gloria (2013), se estrenará en esta sección con “The Wonder”, ambientada a mediados del siglo XIX en un pueblo irlandés donde dicen que una niña ha sobrevivido sin comer durante meses, una producción británico-irlandesa.

La colombiana Laura Mora regresa al festival con su segundo largometraje, “Los reyes del mundo”, un cuento subversivo y fantástico protagonizado por cinco chicos de la calle de Medellín.

Horizontes latinos

Va a inaugurar este certamen el veterano director chileno Patricio Guzmán con un documental sobre la revolución que explotó en Chile en 2019 y que desembocó en una nueva Constitución para sustituir a la de Pinochet, recientemente rechazada en referéndum.

De Chile llega también “1976”, una historia de Manuela Martelli sobre una hastiada mujer burguesa que se introduce en el peligroso ambiente de la oposición clandestina al régimen dictatorial.

También mira a la política y la historia, además de a la literatura, “El caso Padilla”, del cubano Pavel Giroud, que muestra imágenes inéditas de una comparecencia autoinculpatoria del poeta Heberto Padilla ante el gremio de escritores tras haber sido detenido en 1971.

Los colombianos Andrés Ramírez Pulido y Fabián Hernández acuden, respectivamente, con “La Jauría” y “Un varón”, en la que en adentran en las historias de jóvenes marcados por la violencia y la pobreza. “La Jauría”, que recibió el Grand Prix en la Semana de la Crítica de Cannes, nos traslada a un centro experimental de rehabilitación en medio de la selva, y la ópera prima “Un varón” a la lucha por la supervivencia en las calles de Bogotá.

Aunque no viven en un entorno de delincuencia, son adolescentes también, con las emociones y ansiedades propias de esta etapa vital, los protagonistas de “Sublime”, del argentino Mariano Biasin, y “La piel pulpo”, de la ecuatoriana Cristina Barragán, que clausura el certamen.

Por su parte, la mexicana Natalia Beristain acude a competición con “Ruido”, en la que se conoce la historia de Julia, una más de las mujeres que buscan desaparecidos por la violencia, y cuya actriz protagonista es Julieta Egurrola, madre de la directora.

El también mexicano Juan Pablo González presenta “Dos estaciones”, cuya protagonista trata de mantener a flote una fábrica de tequila en Jalisco en medio de poderosas corporaciones extranjeras.

La brasileña Carolina Makowicz dirige su primera película,”Carbón”, en la que una familia que vive junto a una fábrica acoge a un capo argentino interpretado por César Bordón.

“Tengo sueños eléctricos”, de la costarricense Valentina Maurel, y “Vicenta B.”, del cubano Carlos Lechuga, completan las doce películas que optan al Premio Horizontes, dotado con 35.000 euros destinados al director o directora y a la distribuidora en España.

Descubrir talentos en Zabaltegui y nuevos directores

La sección Nuevos directores solo cuenta esta vez con una representante latinoamericana, la nicaragüense Laura Baumeister, que presenta “La hija de todas las rabias”.

Más nutrida está Zabaltegui-Tabakalera, la más experimental del festival, y en la que se emiten “Trenque Lauquen”, de Laura Citarella; “Amigas en un camino de campo”, de Santiago Loza; “Diarios”, de Andrés di Tella (todos ellos argentinos); “Manto de gemas”, de la boliviana-mexicana Natalia López Gallardo y el cortometraje “Las criaturas que se derriten bajo el sol”, del chileno Diego Céspedes.

También hay tres cortometrajes en la sección Nest, mientras en Culinary Cinema se pasa la película argentina “La huella, historia de un parador de playa”, de Alessio Rigo de Righi, y “Virgilio”, del bonaerense Alfred Oliveri.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.