El equipo rossoneri logró volver a la victoria ante sus eternos rivales. Cortesía EFE.

El Milán se reencontró este sábado con un triunfo liguero en el derbi milanés contra el líder Inter seis años después de la última vez, al remontar en el cuarto de hora final y lograr un trascendental 2-1 que reabrió la pugna por el título en la Serie A.

Un doblete del francés Olivier Giroud, quien sustituía al sueco Zlatan Ibrahimovic, lesionado, hundió a un Inter que había sido superior hasta el vibrante cuarto de hora final y permitió al Milán colocarse a tan solo un punto de los interistas, líderes, con un partido menos.

Empujado por el español Brahim Díaz, saltado al campo en la reanudación y decisivo para propiciar el 1-1, los bianconeri tumbaron a un Inter que solo había perdido una vez este año en la Serie A, en octubre ante el Lazio.

Y eso que hasta el cuarto de hora final el conjunto interista había sido el dominador absoluto del encuentro. Lo desbloqueó el croata Iván Perisic al rematar un saque de esquina del turco Hakan Calhanoglu a diez minutos del descanso y solo una actuación sobresaliente del meta francés Mike Maignan evitó que el derbi se convirtiera en una goleada interista.

El sustituto de Gianluigi Donnarumma, quien se marchó gratis al París Saint Germain el pasado verano tras no renovar su contrato, fue decisivo con unas paradas espectaculares ante el argentino Lautaro Martínez, el holandés Denzel Dumfries y el croata Marcelo Brozovic en la primera mitad y mantuvo con vida a un Milán que tiró de orgullo para cambiar la historia del derbi.

La entrada del español Brahim Díaz a la hora de partido, cuando el Inter seguía controlando el choque, dio nuevo ritmo a los rojinegros ante un histórico rival que perdió a Perisic por unas molestias musculares y que se derrumbó en el espacio de cinco minutos, entre el 75 y el 79.

Un balón recuperado por Giroud en el centro del campo tras un choque con el recién entrado chileno Alexis Sánchez abrió un contragolpe milanista en la que Brahim liberó un disparo de pierna derecha que, desviado por Alessandro Bastoni, fue rematado por el propio Giroud, tras una gran carrera vertical.

Fue un golpe psicológico para el Inter, ante un Milán que completó la remontada cuatro minutos después, de nuevo con una magistral jugada de Giroud, tras una asistencia de Davide Calabria. El veterano francés encontró un hueco en las mallas de la defensa interista para un disparo raso y curvado que entró por el segundo poste para el definitivo 2-1.

Fue un triunfo clave para los milaneses, que reabrió por completo la pugna por el “Scudetto” en la Serie A y complicó el trabajo del Inter, que en la próxima jornada visitará el campo del Nápoles, tercero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.