Foto EFE

El Papa Francisco recordó hoy el “testimonio valiente” de los dieciséis religiosos y laicos que fueron perseguidos entre 1936 y 1937 en España y que el sábado fueron beatificados en la Sagrada Familia de Barcelona.

“Agradezcamos al Señor por sus valientes testimonios”, dijo el pontífice tras el rezo del Ángelus, al recordar la beatificación de estas dieciséis personas, “asesinadas por su fe” durante la guerra civil española, explicó.

Tras su recuerdo, el Papa pidió un aplauso a los fieles que le escuchaban desde la plaza de San Pedro del Vaticano.

Los nuevos beatos son nueve religiosos de la Congregación de San Pedro ad Víncula, tres religiosas de la Congregación de Hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor, una religiosa de la Congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones y tres laicos protectores de los religiosos de San Pedro ad Víncula.

La ceremonia tuvo lugar en la basílica de la Sagrada Familia y fue presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la Santa Sede, el cardenal Angelo Becciu.

El purpurado afirmó en su homilía que en estos beatos “la Iglesia reconoce un modelo a imitar” pues “estos testigos de la fe vivieron con generosidad y coraje los valores de la vida religiosa, lo que provocó el ensañamiento de sus perseguidores”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.