Escultura que representa una figura prehispánica hallada en la zona arqueológica de Oxkintok, municipio de Maxcanú, Yucatán (México). Foto: EFE/ Lorenzo Hernández

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México descubrieron una escultura tallada en piedra de 1,35 metros de alto por 52 centímetros de ancho que representa al dios maya de la fertilidad: Yum Keep, que corresponde al Período Clásico Tardío (900-1200 d.C.).

El hallazgo se realizó durante los trabajos de restauración en la zona arqueológica de Oxkintok, ubicada en el municipio de Maxcanú, al sur del estado de Yucatán, en el sureste de México, que en lengua maya significa “La ciudad de los tres soles de pedernal”.

“El personaje lítico se encontró en la estructura DZ-7 o pirámide del grupo arquitectónico Dzib, acostado boca arriba, asociado al talud de la escalinata”, explicó este miércoles el arqueólogo Luis Pantoja Díaz, encargado de la zona arqueológica de Oxkintok.

La figura de piedra, que pesa unos 150 kilos, representa la figura humana, ya que claramente se observan los pectorales, barriga colgada y el miembro masculino.

Además, el investigador del Centro INAH-Yucatán explicó por qué la parte posterior del cuerpo no está anatómicamente proporcional.

“El tronco de la figura de piedra representa un falo, pues los glúteos forman la parte testicular y en la parte de arriba de la espalda están las dos comisuras que forma parte del glande”, indicó.

La escultura se identificó como Yum Keep y es una dualidad simbólica, “porque es un personaje de gran linaje, pero es también un miembro fálico”.

En la Ruta Puuc, recorrido que integra varias zonas arqueológicas de la cultura Maya, que se ubican en la Península de Yucatán, se han encontrado falos de diversos tamaños que representan la fertilidad.

Comentó que otra de las características de la escultura es que aparentemente tiene una serpiente que rodea el cuello y cuelga de entre los brazos, “estamos en proceso de investigación, nos falta un análisis más detallado de la escultura”.

Pantoja Díaz también mostró la restauración de las dos escalinatas jeroglíficas, en las que se plasma la datación de la estructura, el emblema de la zona arqueológica y una historia, “como lo encontraron especialistas españoles en los años 80 del siglo pasado”.

El descubrimiento ocurrió gracias a los trabajos del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) vinculado proyecto del Tren Maya debido a la cercanía de la estación del proyecto ferroviario Maxcanú.

La zona arqueológica de Oxkintok se localiza a 55 kilómetros al sur de Yucatán y a cuatro kilómetros al este Maxcanú.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.