EFE/Cristian Hernández

Henry Falcón desconoció el proceso electoral de este domingo 20 de mayo. Denunció el acuerdo de garantías electorales como incumplido e inexistente. De allí que no reconozca el proceso electoral como válido. “Hay que hacer nuevas elecciones porque para nosotros no las hubo”.

Falcón denunció que el acuerdo de garantía dejaba claro lo que se debía respetar en la contienda. Los puntos rojos, la presión a través del carné de la Patria, el cierre de los centros. “En cadena nacional Nicolás Maduro ofreció premios, bonos, pagos a quienes pasaran por los puntos rojos antes de votar. Eso violentaba la normativa que rige la materia electoral, es decir constituye delito electoral y por peculado de uso”.

Falcón recordó que los tres diputados indígenas fueron inhabilitados, acusados de comprar votos. “Pero Maduro compró votos, con plataforma tecnológica y recursos del Estado venezolano. Planteamos una rectificación urgente ante el CNE y en el TSJ introdujimos un recurso a los fines de que se pusiera coto a esa situación. Pero hoy, para sorpresa de todos nosotros, después de haber conversado todo esto y de tener la garantía del CNE y el propio gobierno, nos sorprendió violentado el acuerdo de garantías y la Constitución de la República”.

Según Falcón, 12 mil 711 puntos rojos se instalaron en las inmediaciones de cada centro electoral y advertimos desde la mañana que eso ocurría. “En el centro donde voté el punto rojo estaba a 12 metros del centro”

En esos puntos rojos se le plantea al elector que debe votar, se relaciona el voto con la tenencia del carné y luego de verificado que se votó, se le deposita un monto de 10 millones de bolívares. Eso representa el 86% de los centros de votación, es decir hubo 13 mil puntos rojos, de casi 14 mil centros

El voto asistido fue otra perversidad, según el candidato presidencial. No solo se procura controlar al elector, sino que eso va contra el secreto del voto. 142 mil 589 denuncias, seriamente documentadas consignamos. Además introdujimos 91 mil 532 denuncias de testigos de Henri Falcón a los que no se les permitió el acceso al centro, un mecanismo de coacción al testigo.

Ciertamente esto ya se había anunciado, reconoció Falcón, pero lamentó que producto del elemento cruzado de la abstención se creó el ventajismo del Gobierno.

En tal circunstancia el proceso sin duda alguna tiene serios cuestionamientos de nuestra parte, sentenció Falcón. A su juicio, carece de legitimidad y en tal sentido lo desconoció categóricamente. “Asumo la responsabilidad de lo que estoy diciendo. Créanme que no me voy al exterior. Mañana estaré en Venezuela. No se trata exclusivamente de denunciar las irregularidades, sino también de seguir nosotros impulsado una lucha y promoviendo desde las estructuras de las organizaciones políticas que representamos los cambios necesarios. No podemos dejar los espacios de lucha”.

El candidato presidencial denunció que como parte del acuerdo de garantías, se decidió el cierre de los centros a las 6:00 p.m. “A las 7:30 todavía había centros abiertos donde se estaba llamando a votar”.

Donde no haya un proceso transparente, limpio, que permitiera fluir la decisión de la mayoría, que busque un cauce democrático, que aliente una salida en paz, que no propicie más muertos en Venezuela y que nos permita abordar los problemas de la gente, como el hambre y la pérdida de calidad de vida, no podremos lograr nada, sentenció Falcón.

La abstención

Hoy queda claro que esa propuesta en algún sector del país y del mundo de convocar a buena parte de sus ciudadanos a la nada, a la abstención, sin duda alguna ha dejado atrás una posibilidad extraordinaria, muy útil en su momento, de dar chance para superar esta tragedia que vive Venezuela

Henry Falcón criticó que la abstención también incrementa la eficacia de la trampa. Mientras más abstención más posibilidades de control, de manejo absoluto de un gobierno que está acostumbrado a eso, a la trampa, a la manipulación, a la coacción. A jugar con los pobres y con ellos hablo del hambre, de la situación de miseria en la que se encuentra por lo menos el 84% de nuestros hermanos venezolanos.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.