Poco se conoce o se ha divulgado sobre los aportes científicos del distinguido galeno paraguanero Víctor Raúl Soto, nacido en Miraca el 10 de marzo de 1882.

Inició estudios en Baraived y Pueblo Nuevo; a los diez años, es enviado a Curazao, donde aprendió: inglés, francés y el papiamento holandés.

Estudió Medicina en la Ilustre Universidad Central de Venezuela.

Durante el quinto año
Logró por concurso, el internado en el Hospital Vargas, tutelado por el Dr. Pablo Acosta Ortíz, “el Mago del bisturí».

El director del laboratorio era el trujillano Rafael Rangel.

Al bachiller Soto le correspondió investigar sobre las diarreas y disenterías que llegaban al centro hospitalario.

Agosto de 1905, significó el comienzo de su proyección en la ciencia médica nacional, al descubrir el parásito «Shistosoma Manzoni», agente productor de la Bilharzia, desarrollada principalmente en los estados Aragua, Miranda, Carabobo, Vargas y norte de Guárico.

Investigación denominada: “Naturaleza de la Disentería en Caracas”, dedicada a su maestro el Dr. Ortiz, que le sirvió para recibir el título de Doctor en Ciencias Médicas en noviembre de 1906.

A finales de año se trasladó a Paraguaná, acompañado de Rafael Rangel. Allí se dedicaron a investigar sobre una enfermedad que diezmaba a la población caprina, conocida como «el grito del chivo”.

Continuaron a Maracaibo y los andes.

Se trasladó en 1907, a París para estudiar Bacteriología y Cirugía en el afamado Instituto Luis Pasteur, preparación continuada en Nueva York.

Regresó a Venezuela en 1908, dedicado a su profesión en Paraguaná y Coro hasta 1914.

No pudo atender las invitaciones de ejercer en Caracas con el Dr. Pablo Acosta Ortiz, por estar pendiente de la salud de su padre.

Trabajó en el Servicio de Cirugía en el hospital de Coro. En forma paralela atendió un laboratorio de su propiedad de los primeros en la región caquetia, sin cobrarle a las personas de pocos recursos.

Realizó docencia de Biología, Zoología y Francés en el Colegio Federal de Coro

Motivaba a sus alumnos a realizar excursiones en la búsqueda de especies animales y vegetales, que una vez estudiadas y clasificadas, las donaban al museo del instituto.

Soto fue Vice Rector y luego Rector del mencionado centro educativo.

Membro de la Academia Nacional de Medicina.

Gracias a sus investigaciones editó: “Apuntes para la Geografía Médica del estado Falcón”,
“Notas sobre la disentería en Coro” y “Fauna Médica del estado Falcón”.

Poseía una extraordinaria habilidad para realizar los actos quirúrgicos con ambas manos

Muy solicitado como obstetra; catalogado por compañeros y amigos como: “modesto y virtuoso hombre de ciencias”

Los problemas renales le mermaban la salud y operatividad profesional.

Falleció el ilustre doctor Soto en Coro el 3 de marzo de 1935, contaba cincuenta y tres años de edad.

Un busto en Miraca y una Unidad Educativa en Punto Fijo, eternizan la memoria del Dr. Víctor Raúl Soto.

Eumenes Fuguet Borregales.
[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.