El más ilustre de nuestros paisanos, en su incansable búsqueda de la emancipación hispanoamericana, con el apoyo recibido en Norteamérica zarpó de Nueva York el 2 de febrero de 1806, en la corbeta Leander con doscientos expedicionarios, ninguno hablaba castellano, la mayoría no eran católicos.

Transportaba gran cantidad de fusiles, pólvora, sables y una imprenta, donde imprimieron la proclama leída y colocada en Coro. Las actividades de Miranda eran espiadas por el marqués de Casa Irujo, Ministro de España en Norteamérica; el capitán general en Venezuela Manuel Guevara Vasconcelos estaba al tanto de los preparativos.

La expedición mirandina Llego al puerto haitiano de Jacmel el 18 de febrero; izó la bandera tricolor en el palo mayor del Leander el 12 de marzo, le rindió honores con una salva de cañones, juramenta a sus expedicionarios y adquiere las goletas Bee y Bachus.

El juramento indicaba:

“Juro ser fiel al libre pueblo de sur América independiente de España y servirle honesta y lealmente contra sus enemigos y opositores, observar y obedecer las órdenes del supremo gobierno de este país legalmente constituido y a las órdenes del general y oficiales superiores”.

El 28 de marzo levaron anclas con destino Curazao adonde llegan el 11 de abril; continuaron hacia las costas de Ocumare.
Los navíos españoles Argos y Celoso, capturaron a las goletas Bee y Bachus el 27 de abril, los oficiales catalogados “los diez monstruos” fueron ahorcados en Puerto Cabello el 16 de julio, y los soldados enviados a las fortalezas de Cartagena.

Miranda con mejor suerte y lanzando al mar material para aligerar la embarcación, pudo dirigirse a Bonaire, Barbados y Trinidad.

En ésta isla consiguió apoyo inglés de quinientos soldados en ocho navíos, que le permitieron salir de Puerto España el 15 de julio para incursionar sobre La Vela de Coro, cuyo fortín San Pedro y San Pablo, con escasa defensa es asaltado el 3 de agosto y enarbolada la bandera en el torreón.

A las cinco de la mañana del 4 de agosto ingresó a Coro; colocó la Bandera en la iglesia hoy Catedral.

La mayoría de los habitantes habían huido a las montañas vecinas por disposición del comandante político militar Juan Manuel Salas, quien había solicitado refuerzos a Barquisimeto, Caracas y Maracaibo.

Se ofrecieron 30.000 pesos por la cabeza del Precursor.

El fiel y eficiente secretario, el italiano Tomás Molini, colocó la proclama en la iglesia y edificios públicos.

Miranda se alojó en la residencia del español Don Antonio Navarrete, comprendió que Coro no estaba preparado para la independencia; optó dirigirse a la Vela el 10 de agosto y el 13 en dirección Aruba, Granada, Barbados y Trinidad, donde vendió el Leander y la imprenta.

El 16 de noviembre Miranda se dirigió a Londres vía Nueva York.

A petición de Bolívar durante la comisión en Londres junto a Don Andrés Bello y el Dr. Luís López Méndez realizada en julio de 1810, Miranda llegó a La Guaira el 10 de diciembre de ese año, fundando a los pocos días la Sociedad Patriótica, Primer Partido Político de Venezuela.

La Bandera, permaneció izada durante ocho días, signo de un buen preludio de epopeya.

Sin haber sido poco afortunado, no es por eso menos glorioso.

El Libertador expresó en Lima el 10 de julio de 1826:
“Miranda es el hombre más ilustrado de los americanos”.

Eumenes Fuguet Borregales.

[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.