La Universidad de Carabobo está herida. Beatriz Bolívar Agudo lo testimonió con el anuncio del cierre del Anfiteatro Alfredo Celis Pérez, el centenario escenario de miles de graduaciones, obras de teatro, conciertos y otras manifestaciones culturales, producto de la agobiante inseguridad que se suma al ahorcamiento presupuestario al que ha sido sometida la casa de estudios de la región.

En un comunicado que circuló por las redes sociales, Beatriz Bolívar, la directora del Celis Pérez, anunció el cese, espera que por ahora, de las actividades del majestuoso teatro. Será imposible reponer el robo  de 30 metros de cable de cobre que dan vida a los aires acondicionados de la Sala Principal. “Esta fue la estocada al toro ensangrentado. No es posible reponer este daño mil millonario”.

Lee también: Universidad de Carabobo reinició clases sin comedor y con transporte a medias

La directora del anfiteatro lamentó con tristeza infinita la suspensión, hasta nuevo aviso, de las actividades de este teatro centenario. “El vio graduarse a generaciones en las más diversas instituciones educativas del estado Carabobo y nos ha enriquecido el alma con sus conciertos, sus obras teatrales de excelente calibre y ha servido de escenario para los acontecimientos más resonantes e históricos de la región”

La Universidad de Carabobo ha sufrido los embates de la revolución: Cerco presupuestario, un comedor sin alimentos, la flota de transporte en ruinas, el robo permanente de cables a oficinas de importancia, como la Dirección Central de Asuntos Estudiantiles (Dicae), de donde el 31 de mayo sustrajeron lo que quedaba de un aire acondicionado, que ya habían intentado robarse en días anteriores. La dirección estuvo cerrada por dos semanas, producto de los daños anteriores que dejaron gran parte de sus oficinas sin energía eléctrica, ventilación, sistema e internet.

Lee más: Nuevo hurto en dependencia de la Universidad de Carabobo

Ahora le tocó el turno al emblemático teatro. Su cierre, hasta nuevo aviso, es una pérdida para la colectividad carabobeña. Beatriz Bolívar no se resigna a que este espacio, “en el cual todavía resuenan los aplausos, desaparezca en el tiempo”.

Foto cortesía

A continuación el comunicado completo:

En nuestro país, desde hace 20 años nos hemos habituado a las malas noticias, a los escándalos que nos erizan la piel, a la agresión física o verbal del gobierno. Sin embargo, bajo la dictadura de Maduro, han sido signados por muerte y devastación.

Nuestra Universidad ha sido herida, agoniza; bandas organizadas han desmantelado en este mes equipos, cables, inmuebles que son vitales para el mediano funcionamiento de las instalaciones del Campus en forma abierta y desafiante, claro está, saben que nuestra vigilancia esta desarmada y cuentan con la inacción de la policía del estado, que pareciese, cual macabra obra de mafia latinoamericana, orquestada con los ladrones.

El Teatro Alfredo Celis ya había sufrido los embates, teníamos mas de dos meses sin Internet en nuestras oficinas por la sustracción de los cables de fibra óptica, sin dinero suficiente para hacerle el adecuado mantenimiento y en este mes robaron las placas de bronce que identifican al Teatro y al busto del Dr. Alfredo Celis Pérez e intentaron robar la emblemática máscara de metal que está de cara al estacionamiento.

No conformes con esto, sustrajeron aproximadamente 30 metros de cable de cobre que dan vida a los aires acondicionados de la Sala Principal: allí fué la estocada al toro ensangrentado. No es posible reponer este daño mil millonario.

Con tristeza infinita, se decidió suspender hasta nuevo aviso las actividades de este Teatro centenario, que vio graduarse a generaciones en las más diversas instituciones educativas del Estado Carabobo y nos ha enriquecido el alma con sus conciertos, sus obras teatrales de excelente calibre y ha servido de escenario para los acontecimientos más resonantes e históricos de la región.

Parece un mal sueño. Una pesadilla. Quiero apostar a que esto es un…por ahora. No me resigno a que ese espacio, en el cual todavía resuenan los aplausos, desaparezca en el tiempo.
Beatriz Bolívar Agudo.

 

Foto cortesía



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.