Irazabal fue uno de los jugadores más resaltantes en el combinado zuliano. Foto cortesía: Prensa Superliga.

El basquetbolista Ludwing Abraham Irazabal afirmó que el equipo al cual pertenece, Brillantes de Maracaibo, se ganó el respeto de los demás quintetos en la Superliga de Baloncesto venezolano, producto de sus destacadas actuaciones a lo largo del torneo.

En una entrevista realizada por El Carabobeño, el escolta resaltó las sobresalientes labores que ejercieron sus compañeros en los encuentros, pese a haber quedado eliminados en la ronda regular. Sin embargo, fueron un hueso duro de roer para la mayoría de los conjuntos en la competición.

“Después de cada partido, distintos jugadores y entrenadores nos miraban con otros ojos. Incluso, en el comedor, en el hotel o en el camerino nos comenzaron a tratar con respeto, ya que sabían el potencial de nuestro grupo”, alegó Irazabal.

Asimismo, el jugador de 22 años de edad enfatizó sobre la sana convivencia que existía en el equipo, la cual generaba un gran ambiente en las filas marabinas, durante los entrenamientos realizados en el Gimnasio Ciudad de La Asunción.

“Realmente, es uno de los equipos donde mejor me he sentido en mi carrera, gracias a mi compañeros. Siento que nos edificamos unos a los otros, tanto en la cancha como fuera de ella. Sin duda alguna, ha sido una muy buena experiencia para mí”, expresó.

Desarrollo del torneo durante la pandemia

Por otra parte, Irazabal aseguró que la Superliga de Baloncesto, siendo esta su primera edición, se ha desarrollado de buena manera con el formato “burbuja”. Este, con el fin de evitar algún contagio de COVID-19 que pudiera perjudicar la salud de un jugador.

“Creo que todo ha fluido muy bien, los dirigentes encargados han hecho un gran trabajo. Hubo seguridad en el hotel, en los autobuses y en la cancha, lo cual contribuyó a que el campeonato fuera un proyecto innovador y exitoso”, explicó.

Cabe resaltar que, actualmente, la Superliga se encuentra en instancias decisivas, donde dos combinados buscan coronarse campeón del certamen. Dichos conjuntos son Spartans Distrito Capital y Gigantes de Guayana, quienes disputarán la gran final a partir de este miércoles, 9 de diciembre.

Preparación de cara al próximo desafío

Finalmente, el basquetbolista aseveró que después de tomarse algunos días de descanso, volverá a entrenar por su cuenta con miras a la siguiente edición de la Superliga, la cual comenzará en marzo.

Parte de su rutina consiste en realizar trabajos netamente físicos en horas matutinas. Luego, en la tarde se enfoca en ejercicios con balón, los cuales ayudan a acondicionar el cuerpo para la alta competencia.

“Antes de irme a Maracaibo, voy a retomar los entrenamientos, ya que no quisiera comenzar de cero cuando me integre al equipo. Voy a tratar de irme de aquí bien preparado y estar listo para el torneo”, sustentó.

El conjunto zuliano buscará consolidar su juego, tras la experiencia obtenida en estos últimos meses. Jugadores como Héctor Ortega, Isaac Gelvez, Juan Caraballo, Neill Ojeda y, por supuesto, Ludwing Irazabal comandarán una plantilla que intentará clasificar a la siguiente fase.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.