Foto: Referencial.

Luis Arráez ha bateado en todos los circuitos en los que ha visto acción y la Liga del Sur no ha sido la excepción. El infielder comenzó caliente 2019 y amaneció este lunes colíder en imparables (22) y segundo en promedio (.333) en la reunión sureña.

“Vine positivo, confiando en mí y en que puedo hacer muchas cosas para seguir adelante”, dijo el joven, de 22 años de edad, que juega para el Pensacola, filial Doble A de los Mellizos, al portal de los Navegantes del Magallanes.

Arráez, miembro del roster de 40 de Minnesota y el prospecto 17 de la organización según MLB Pipeline, es apenas el quinto venezolano con al menos 20 hits en el primer mes de temporada en el sistema de Ligas Menores de MLB. El bateador zurdo sólo es superado por José Pirela (23), que el viernes de la semana pasada fue subido desde El Paso (Triple A) al equipo grande de los Padres de San Diego. En la lista también figuran Alcides Escobar (22, Triple A, Medias Blancas), Rafael Ortega (20, Triple A, Bravos) y Joantgel Segovia (20, Clase A+, Cerveceros).

Pero Arráez no se está enfocando sólo en su ofensiva, se esfuerza extra durante las prácticas con el guante.

“Estoy trabajando en mi defensa porque he venido jugando en segunda, en el short, tercera base y hasta unos juegos en el left field”, destacó en la entrevista concedida a Natalie Silva. “Quiero aprovechar cada oportunidad que me den porque acá no me han dicho dónde voy a terminar y esto apenas comienza”.

Arráez inició su carrera como segunda base, pero los Mellizos tal vez piensen en aprovechar sus avanzadas herramientas como bateador desde varios flancos en el terreno y convertirlo en una suerte de súper utility en el futuro cercano, un rol que ha ido tomando cada vez más importancia en las Mayores, durante los últimos años.

Hasta ahora, el criollo exhibe una línea ofensiva de .313/.371/.313 y aunque nunca ha sido considerado un hombre de fuerza en el plato, cada año –salvo 2017 cuando sufrió una lesión de rodilla- siempre se las arreglado para llevar sus batazos entre los pasillos y apuntarse una buena cantidad de dobles y algunos triples, lo que le ayuda a producir carreras. Sin embargo, en 2019 todavía busca su primer extrabases y apenas suma una empujada en 16 encuentros.

“Me han tocado algunas situaciones de empujar carreras y no han salido los batazos pero sigo trabajando para mejorar eso”, apuntó Arráez, que ha sido alineado como primer y segundo bate por el manager del Pensacola, Ramón Borrego. “Más que todo he estado de primer bate, pero en ocasiones he dejado muchos corredores en circulación. Debo tener más enfoque cuando tengo gente en base (en segunda y tercera) y tratar de hacer lo que yo siempre he sabido hacer”.

PRENSA LVBP.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.