Romelu Lukaku, delantero belga del Inter de Milán. / Foto EFE

Un doblete del belga Romelu Lukaku, culminado en el minuto 90, evitó este miércoles la derrota y le dio un empate 2-2 al Inter de Milán en el estadio San Siro contra el Borussia Monchengladbach, en la primera jornada del grupo B de la Liga de Campeones.

El delantero belga, con un gol de nueve puro, le negó el triunfo a un Monchengladbach que saboreó la victoria al adelantarse por 2-1 gracias a un penalti cometido por el chileno Arturo Vidal y transformado por el argelino Ramy Bensebaini y a un gol en el 84′ del alemán Jonas Hofmann.

Tras la primera jornada es el Shakhtar Donetsk, que doblegó 3-2 al Real Madrid en el estadio Alfredo Di Stéfano, el líder del grupo B, con Inter y Monchengladbach que comparten la segunda plaza con un punto, por delante del conjunto madridista, colista.

El ejemplo negativo proporcionado poco antes por el Madrid, cuyas desatenciones fueron castigadas duramente por el Shakhtar, hizo que fuera el miedo a conceder espacios en prevaler en una primera mitad muy bloqueada en San Siro, pero las emociones se concentraron en la segunda mitad.

Prevaleció al comienzo el estudio, la atención defensiva y la presión. En el Inter, en el que el chileno Alexis Sánchez fue titular en sustitución del argentino Lautaro Martínez, creó el principal peligro de la mano de Lukaku, con un derechazo cruzado raso que acabó fuera por pocos centímetros.

Faltaba cambio de ritmo en el Inter, que perdió a escasas horas del partido al marroquí Achraf Hakimi, positivo por coronavirus y en seria duda también para el partido contra el Real Madrid del próximo 3 de noviembre, ante un Monchengladbach que apenas se vio en la zona del meta esloveno Samir Handanovic.

Pero todo cambió en la reanudación, en la que Antonio Conte dio paso a Lautaro en sustitución de un Alexis que no estaba al máximo tras regresar de la selección chilena con molestias en los abductores.

Y el Toro agregó agresividad a su equipo. Precisamente en un intento suyo de cabeza se originó el gol de la ventaja interista. Era el 48 cuando una serie de rebotes en el área de penalti favorecieron a Lukaku, quien se dio la vuelta y adelantó al Inter.

El belga puso cuesta abajo el encuentro, pero los milaneses se complicaron la vida en el 60, cuando Vidal provocó un ingenuo penalti que fue marcado con autoridad por Bensebaini.

Y en el 84, segundos después de que Lautaro sacudiera el poste con una gran volea de pierna derecha, Hofmann aprovechó un contragolpe para dar ventaja al Monchengladbach. Hubo que esperar casi tres minutos de control VAR antes de que la diana fuera otorgada.

Fue entonces cuando el Inter se volcó al ataque y en ese momento se aferró a Lukaku, quien aprovechó un disparo de cabeza de Alessandro Bastoni tras saque de esquina para establecer el definitivo 2-2.

Hubo seis minutos de tiempo añadido y hasta hubo tiempo para un último suspiro del Inter, cuando el serbio Aleksandar Kolarov lanzó una falta directa que acabó fuera tras tocar la parte exterior de la red.

Se avecina un grupo de alta exigencia, como se preveía, para Madrid e Inter, que jugará la próxima semana a domicilio contra Monchengladbach y Shakhtar, respectivamente, antes de medirse el 3 de noviembre en un choque directo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.