Naomi Osaka, tenista japonesa. / Foto EFE

La japonesa Naomi Osaka alcanzó este jueves por segunda vez la final del Abierto de Estados Unidos al derrotar por 7-6 (1), 3-6 y 6-3 a Jennifer Brady.

Osaka, de 22 años, y la estadounidense Brady se enfrentaban por tercera vez. Antes se habían repartido los triunfos. Brady, vigésima octava preclasificada y actual número 41 del mundo, llevó el duelo hasta dos horas y ocho minutos. Osaka clavó nueve ‘aces’ y 35 golpes ganadores.

El primer set estuvo completamente igualado sin que ninguna de las dos tenistas cediese su saque lo que hizo que se fuesen al ‘tie-break’, en el que Osaka siempre estuvo en control con dos roturas de punto que fueron los que la dejaron ganadora de la manga después de 51 minutos de acción.

Nada cambió en el segundo con la misma tónica de saque seguro e intercambios de golpes por parte de ambas tenistas que no conseguían desequilibrar el marcador.

En el decisivo octavo juego Brady, de 25 años, consiguió el primer ‘break’ del partido tras superar un 30-0 favorable a Osaka y se puso 5-3 arriba en el marcador, que sentenció con su saque.

A pesar de haber perdido la manga, Osaka no se descontroló y comenzó el tercero y decisivo manteniendo el saque, lo que hizo que le quitase el “momento” a Brady, que irónicamente fue la que perdió intensidad con su juego.

Eso hizo que Osaka en el cuarto juego lograse su primer ‘break’ del partido para ponerse con 3-1 a su favor y desde ahí, aunque tuvo también la oportunidad de haber hecho el 5-1 con el saque de Brady, la joven estadounidense resistió, pero al final Osaka con su saque sentencia a la primera pelota de partido que tuvo.

Osaka mejoró su récord de victorias y derrotas en el torneo a 20-3, y ganó su primer título importante en el Abierto de hace dos años, derrotando a Serena Williams en la final, que podría ser su rival de nuevo en la lucha por el título.

Para llegar a la final, Osaka superó a su compatriota Misaki Doi (1ª ronda), Camila Giorgi (2ª), Marta Kostyuk (3ª), Anett Kontaveit (4ª), Shelby Rogers (cuartos) y a Brady (semifinal).

Es la tercera vez que Osaka avanza a una final de Grand Slam. En las dos anteriores consiguió el título en el Abierto de Estados Unidos, en 2018, y en el Abierto de Australia de 2019.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.