Rafael Narváez
Foto: (Archivo)

El defensor de los derechos humanos, Rafael Narváez, sostiene que el Estado venezolano fracasó en materia de salud porque la gente se está muriendo, los hospitales lucen abandonados por la indolencia.

Su balance de la situación de salud en el país da cuenta que en los hospitales no existe lo básico para atender a los pacientes, no hay material médico quirúrgico, medicamentos, alimentos; los quirófanos no cumplen con las normas básicas de higiene, los tomógrafos no funcionan por falta de mantenimiento oportuno, y el servicios de agua y electricidad son deficientes.

El ex parlamentario manifiesta que los pacientes crónicos prácticamente están condenados a una muerte lenta. En los casos de los 150.000 pacientes con cáncer, 60.000 no tienen tratamientos porque no hay quimioterapia en el país, y quien no tenga cómo adquirirlo en el exterior corre el riesgo de perder la vida.

Narváez subraya que en el caso de  los pacientes renales, la mayoría de las maquinas dializadoras no tienen insumos ni filtros para funcionar, y algunos pacientes sólo se dializan una vez a la semana cuando el deber ser es 2 veces; el IVSS no asume su responsabilidad. Los hipertensos, diabéticos, pacientes con VIH, le es imposible adquirir los medicamentos por el alto costo y la escasez que siempre está presente colocando en riesgo su vida.

El jurista señala que estamos en presencia de un Estado sin alma, que sigue despreciando la vida y que no le conmueve las muertes de miles de pacientes, convirtiéndose así en un Estado violador de uno de los derechos más importantes como es el derecho a la salud, y que está  establecido en el artículo 83 de nuestra Carta Magna: “La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios”.

La desaparición del sistema de salud y el fracaso de todos los ministros han dejado a la deriva a miles de pacientes crónicos sin importarle que mueran. En Venezuela existe una violación sistemática del derecho a la  salud y a la vida, aseguró Narváez.

 

Con nota de prensa de Derechos Civiles




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.