Los familiares de Cristian Gerardo Osorio (29) y Ricardo José Pérez Serna (31), negaron que ellos se hubieran enfrentado con funcionarios policiales.
Osorio era coordinador de las cajas Clap, en el sector Anaco Dos, de Mariches, kilómetro 15, y estaba el lunes a las 7:30 pm., esperando el camión con la comida cuando “llegaron los policías disparando”; dijo el familiar que no se identificó por seguridad.
En el mismo suceso murió otro vecino.
La familia asegura que Osorio nunca estuvo preso, pero en el Cicpc les dijeron que era “un delincuente y estaba solicitado”.
Ellos acusan a funcionarios del Cicpc, al igual que los parientes de Pérez Serna, un hombre de la calle que colaboraba en Inmerca, en el mercado de Coche y pernoctaba en los alrededores.
El jueves 5 de marzo llegaron, una mujer y un funcionario. Ella le dio una cachetada, el policía lo esposó y se lo llevaron en un carro.
El viernes a las 5 de la tarde, su hermana Jenny Pérez Serna, de 25 años, quien tiene mas de un mes detenida en la subdelegación Oeste del Cicpc, avisó que un policía le dijo que fueran a buscar a Ricardo que estaba muerto en la morgue.
Jenny está acusada de homicidio, pero la familia asegura que Ricardo no tiene nada que ver en ese delito.
-¿Cómo se va a enfrentar una persona que deambula por la calle? Eso no tiene explicación; dijo el familiar.
Los familiares se dirigieron a Inmerca, a buscar un comprobante de que Ricardo trabajaba con ellos, para pedir una ayuda para gastos funerarios.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.