Foto: AFP
COMPARTE

El tenista serbio Novak Djokovic decidió desvincularse de su entrenador Marian Vajda y de todo su equipo para intentar relanzar su carrera, anunció el serbio este viernes en un comunicado publicado en su sitio internet.

El número dos mundial trabajaba con Vajda, un exjugador eslovaco, desde hace casi once años (junio de 2006).

El jugador serbio decidió también cambiar de preparador físico y de kinesiólogo, en lo que él mismo ha calificado como una “terapia de choque”.

“Soy un cazador y mi mayor objetivo es encontrar la chispa ganadora en la pista otra vez”, señaló Djokovic, de 29 años.

El serbio, que perdió el número uno el pasado mes de noviembre en beneficio del británico Andy Murray, cayó en abril en los cuartos de final del Torneo de Montecarlo ante el belga David Goffin por 6-2, 3-6 y 7-5.

En enero, Djokovic dio la sorpresa en el Abierto de Australia, título que defendía, al ser eliminado en la segunda ronda.

El tenista balcánico subrayó la necesidad de un cambio importante y haber llegado a un “acuerdo mutuo”, con Vajda, el preparador austríaco Gebhard Phil Gritsch y el kinesiólogo serbio Miljan Amanovic.

También señaló que está pensando en el nuevo entrenador pero no quiere precipitarse en la decisión.

“Quiero buscar la manera de regresar a lo más alto más fuerte”, aseguró Djokovic.

“Tengo muchísima fe en este proceso y por eso me tomaré tiempo para buscar a la persona adecuada con la que pueda conectar profesionalmente”, prosiguió el serbio.

Por ahora, Djokovic dijo que estaría de gira solo con el apoyo de su familia y su agente.

“Novak puede hacer muchísimo más y estoy seguro de que lo hará”, afirmó Vajda, quien acompañó a Djokovic en todos sus éxitos, doce títulos de Gran Slam, desde junio de 2006. Durante dos años, el serbio también había unido a su equipo al alemán Boris Becker, antes de despedirlo en diciembre pasado.

Desgaste mental

El actual número 2 del mundo de la ATP desea construir un nuevo equipo en el que parece entrar su preparador mental desde el 2012, el español Pepe Imaz, a quien no ha puesto en duda en su comunicado y con quien intensificó su colaboración desde hace varios meses.

“La decisión no fue fácil de tomarla, pero sentía que necesitaba un cambio. Quiero continuar mejorando mi juego y mi condición física. Tengo la impresión de empezar algo nuevo y este desafío me gusta”, explicó.

Djokovic alcanzó la cima de su carrera en junio de 2016 al conquistar el Roland Garros, el último Gran Slam que le faltaba en su vitrina. Pero, desde ese momento, comenzó un periodo de declive hasta el presente.

En casi un año, el serbio no ha ganado ningún gran torneo, llegando a disputar una única final contra el suizo Stan Wawrinka en el Abierto de Estados Unidos en septiembre.

El pasado año, el serbio afirmó varias veces que sufría problemas de motivación y desgaste mental. Becker, varios días después de haber sido despedido, dijo que su discípulo no se había entrenado lo suficiente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.