Un grupo de periodistas acude al lugar donde fue asesinado el periodista Fredy Román Román, en el municipio de Chilpancingo, estado de Guerrero (México). Foto EFE

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) expresó este martes su “firme condena” a la muerte el lunes del periodista Fredid Román en el sureño estado de Guerrero, el asesinato número 15 del gremio en lo que va de 2022.

El organismo también llamó a las autoridades a “redoblar esfuerzos para realizar una investigación pronta y efectiva de este crimen”, ocurrido en Chilpancingo, capital de Guerrero, donde Román fue fundador del diario La Realidad y un “reconocido periodista” en varios medios.

“El persistente ataque a periodistas en México y en particular la grave reiteración de asesinatos, impacta profundamente en la sociedad mexicana”, expresó Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la ONU-DH, en un posicionamiento.

El asesinato de Román, de acuerdo con el organismo, ocurrió durante un ataque cerca de las 16.30 hora local (21.30 GMT) del lunes, cuando estaba cerca de su casa.

El hombre había trabajado en el periódico Primero de Guerrero, el diario Pueblo, la revista Quehacer Político y el diario Expresión Popular, además de ser responsable de la comunicación de políticos locales.

Por ello, la ONU-DH solicitó “que se incluya la labor periodística de la víctima como una línea de investigación a priorizar” y pidió “asegurar la protección de familiares y compañeros de profesión que puedan enfrentar riesgos vinculados con el asesinato”.

“El deliberado temor generado no se limita a quienes ejercen el periodismo, sino que se proyecta sobre cualquier persona, colectivo u organización que quiere ejercer su derecho a conocer, investigar, analizar críticamente y divulgar información y opinión”, mencionó Fernández-Maldonado.

Con el deceso de Román, suman 15 periodistas asesinados este año en México, uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo.

Apenas el 16 de agosto hallaron sin vida el cuerpo del reportero Juan Arjón López en el norteño estado de Sonora y el 3 de agosto mataron en el céntrico estado de Guanajuato al comunicador Ernesto Méndez.

Antes, asesinaron a los periodistas Antonio de la Cruz, Yessenia Mollinedo Falconi, Sheila Johana García Olivera, Luis Enrique Ramírez, Lourdes Maldonado, Margarito Martínez, Heber López Cruz, Juan Carlos Muñiz, Jorge Camero Zazueta, Roberto Toledo, José Luis Gamboa y Armando Linares.

“Además de la necesaria suma de esfuerzos para evitar la impunidad de estos crímenes, es fundamental que las autoridades de todos los niveles y de todos los poderes públicos en México condenen pública e inequívocamente todo ataque contra la libertad de expresión”,

Román exigía justicia por el asesinato de su hijo

El periodista mexicano y actual columnista Fredid Román fue asesinado la tarde de este lunes en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, sur del país.

Román fue atacado a balazos cuando estaba dentro de su automóvil en la colonia (vecindario) Progreso, de Chilpancingo.

De acuerdo con reportes de la Policía Estatal, Fredid Román quedó herido al interior del vehículo. Cuando llegaron paramédicos de la Cruz Roja, el periodista ya había fallecido por los impactos de bala recibidos en distintas partes del cuerpo.

“Personal ministerial y de los servicios periciales se trasladaron al lugar de los hechos para llevar a cabo los actos de investigación correspondientes que permitan obtener los datos de prueba necesarios para esclarecer los hechos”, informó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero.

Además, las autoridades confirmaron que se dio inicio a una carpeta de investigación por el delito de “homicidio por arma de fuego, en contra de quienes resulten responsables, en agravio de Fredid ‘N'”.

Actualmente Román redactaba la columna La Realidad Escrita con circulación en medios locales. Anteriormente fue fundador del extinto diario impreso La Realidad; también dirigió Expresión Popular y colaboró en distintos medios de comunicación en la capital guerrerense.

Más tarde, la Fiscalía de Guerrero señaló que una de las líneas de investigación que se siguen podría estar relacionada con el asesinato del hijo de Fredid Román, ocurrido en la localidad del Ocotito, Chilpancingo, el 1 de julio, más no por su ejercicio periodístico.

La asociación Club de Periodistas de Guerrero manifestó en un escrito que, si bien su colega no tocaba temas de violencia, en días pasados acudió a la FGE a exigir justicia por el asesinato de uno de sus familiares cercanos registrado en el poblado Ocotito, del mismo municipio.

“A la Fiscalía General de Guerrero le exigimos pronta investigación del homicidio así como de una presunta filtración de la exigencia de justicia que hizo nuestro compañero ante ese órgano de procuración de justicia”, dice el documento.

En tanto, la FGE de Guerrero sostuvo que “efectúa trabajos de investigación y seguimiento para el esclarecimiento de los hechos, a fin de que se aplique la ley a los responsables de diversos delitos”.

Con el asesinato de Fredid Román suman 16 periodistas asesinados en Guerrero del año 2000 a la fecha, y es el segundo asesinado en el actual gobierno estatal.concluyó el representante en México de la ONU-DH.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.