Pacientes renales protestan ante el cierre de la Unidad de Hemodiálisis y Diálisis Peritoneal Jesús de Nazareno (Foto Cortesía)

Los 61 pacientes renales que se dializaban en la Unidad de Hemodiálisis y Diálisis Peritoneal Jesús de Nazareno, ubicada en Ciudad Guyana, trancaron la avenida Atlántico en forma de protesta para exigir ayuda ante el cierre de la unidad por mantenimiento, luego de que los filtros y membranas del sistema de ósmosis inversa colapsaran.

Los pacientes serán reubicados a la Unidad de Nefrología (Uninef). Sin embargo, temen que el centro no vuelva a retomar sus operaciones, por lo que exigen al Estado financiamiento para la restitución del sistema de ósmosis y el apoyo de la administración privada, aunque aseguran que la administradora de la unidad se niega a mantener el centro abierto.

“La administradora se niega a que la unidad siga funcionando, nosotros le sugerimos que enviaran un ente gubernamental que abriese un punto de cuenta para reparar la ósmosis y ella se niega a que eso suceda”, indicó Octavio Salom, paciente nefrópata.

Los ciudadanos comentaron que la razón por la que la administración privada de la unidad se niega a mantener el centro abierto radica en que el centro no le genera beneficios económicos.

Con información de Correo del Caroní.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.