(Foto Archivo Angel Chacón)
COMPARTE

El cadáver de José Manuel Aponte, 21, fue llevado la mañana de este viernes al Departamento de Patología Forense de la Ciudad Hospitalaria Doctor Enique Tejera, desde el Internado Judicial Carabobo, también conocido como cárcel de Tocuyito.

La ficha de ingreso lo registró como muerte natural, pero su abuela Arelis Barreto cree que se le debió agregar la frase, por descuido.

La mujer, procedente de Barcelona, estado Anzoátegui, tenía los ojos hinchados de tanto llorar. Sentada sobre la raíz de un árbol frente a la morgue, lamentaba que había hecho todo lo posible para que su muchacho fuera trasladado a un centro de salud, pero lo logró demasiado tarde, y gracias a que habló con un pran.

La humilde dama contó que su nieto tenía dos años en la cárcel, porque fue involucrado en un crimen en el cual no tuvo participación. “El era deportista, de los Criollitos de Venezuela”.

Barreto señaló que estando en la cárcel, su nieto comenzó a sufrir de una infección urinaria la cual se le complicó al punto de que fue diagnosticado con insuficiencia renal. A esas patologías se le sumó luego un agrandamiento del corazón.

En vista de su condición, consignó todos los diagnósticos al juez que llevaba el caso y éste ordenó su traslado a un centro de salud. Esta orden supuestamente se la llevó al director del penal, Nelson Freites, pero no le prestó atención.

Volvió a hablar con el juez y emitió una nueva orden de trasladado, esta última con fecha 31 de marzo, pero supuestamente también la ignoraron.

A Arelis Barreto le habían aconsejado otros familiares que hablara con el pran, pero no quería creer que este tuviera más poder que el director del penal, porque se trataba de la orden de un juez.

Luego de pensarlo bien decidió probar. Habló con el hombre y de inmediato éste autorizó el traslado al hospital. Pero a los pocos minutos del ingreso su nieto falleció. “Cómo es posible que no le hagan caso a la orden de un juez, es que eso no vale, en qué país vivimos”.

Barreto lamentó que en dos años no pudo demostrar que Joel Manuel Aponte era inocente, ya que su procesamiento no concluyó por el retardo procesal.

Barreto esperaba a sus familiares que venían de Caracas, porque el muchacho es oriundo de esa ciudad. Le correspondía enfrentar los costosos gastos de traslado hasta la capital.

La mujer aseguró que por lo menos seis internos de Tocuyito han sido trasladados en los últimos días a la CHET por presentar tuberculosis.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.