El presidente del Bundestag (cámara baja alemana) y exministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, manifestó hoy su “plena confianza” en la justicia de su país, es cuyas manos está la petición de extradición del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont cursada por España.

“La decisión sobre Puigdemont parece ser todo menos trivial. Está ahora en la Justicia, en la que tengo plena confianza”, afirmó Schäuble, miembro destacado de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera la canciller, Angela Merke, en declaraciones al grupo de medios Funkel.

Ante las demandas de que el político catalán, procesado en España por rebelión y malversación de fondos públicos y encarcelado en Alemania desde el domingo, sea liberado, señaló que su país tiene que seguir las reglas de las órdenes europeas de detención.

Schaüble abogó por calmar el conflicto catalán y destacó la necesidad de abordar la globalización de tal modo que las personas “no se sientan perdidas en ella”.

“Por ello a los españoles les convendría resolver el problema de tal manera que los catalanes puedan vivir con ello”, añadió.

Puigdemont se encuentra en la cárcel de Neumünster, en el norte de Alemania, desde que el pasado domingo fuera detenido por la policía germana poco después de cruzar la frontera danesa, en aplicación de la euroorden emitida por la Justicia española.

Esa orden de detención y entrega está ahora en manos de la Fiscalía General de Schleswig Holstein, el estado federado donde se produjo el arresto, que debe analizar la solicitud española y, si no percibe obstáculos jurídicos, propondrá su ejecución a la Audiencia Territorial de Schleswig, encargada de tomar una decisión.

Puigdemont seguirá encarcelado, como mínimo, mientras la Fiscalía estudia el caso.

El abogado alemán que ha contratado, Wolfgang Schomburg, ha pedido a través de los medios al Gobierno de Merkel que haga uso de la posibilidad que le ofrece la ley de no autorizar una eventual extradición del político catalán

Schomburg confía en que la justicia rechazará la euroorden y, si no lo hace, espera que en última instancia actúe el Ejecutivo.

Tras el ingreso en prisión de Puigdemont el Gobierno de Merkel, por boca de su portavoz, Steffen Seibert, ha mantenido el apoyo sin fisuras al Ejecutivo español al manifestar que el conflicto catalán es un asunto interno de España que debe resolverse conforme a su Constitución y sus leyes.

Sólo el partido de La Izquierda, que aglutina a los postcomunistas y disidentes socialdemócratas, ha cuestionado frontalmente la detención de Puigdemont y ha pedido su liberación al considerar que se trata de un “conflicto político” en el que no se debe inmiscuirse Alemania. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.