Foto: AFP

El presidente de la Juventus Turín, Andrea Agnelli, este lunes fue inhabilitado 12 meses de “actividades relevantes de la directiva del club”, por el Tribunal Nacional de la Federación de Fútbol Italiana (FIGC), en el proceso contra el máximo mandatario de la entidad turinesa por relaciones con los ultras.

El Tribunal de la FIGC, cuyos jueces estudiaron durante diez días las propuestas de inhabilitación solicitadas por el fiscal Giuseppe Pecoraro, decidió además sancionar con una multa de 300.000 euros al Juventus, según informó el organismo judicial italiano mediante un comunicado oficial.

Agnelli, que fue recientemente elegido como presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), fue sancionado por mantener presuntamente contactos con algunos ultras pertenecientes a la ‘Ndrangheta (mafia calabresa) y haber favorecido la reventa de billetes del estadio.

El dictamen del Tribunal Nacional de la FIGC prevé 12 meses de inhabilitación a Agnelli, más una multa de 20.000 euros, e involucró también a otros tres directivos del Juventus, también considerados responsables de esos contactos.

Así, el responsable de seguridad, Alessandro D’Angelo, y el anterior director de la taquilla, Stefano Merulla, fueron castigados con 12 meses de inhabilitación, más 20.000 euros de multa; mientras que el exdirectivo Francesco Calvo recibió una suspensión de 15 meses, además de una multa de 20.000 euros.

Sin embargo, el colegio de jueces del Tribunal Nacional de la FIGC, guiado por Cesare Mastrocola, redujo las peticiones del fiscal Pecoraro, que el pasado 15 de septiembre solicitó una sanción de 30 meses de inhabilitación contra Agnelli por “falta de lealtad deportiva y favorecimiento de la reventa”.

Según la acusación, los grupos mafiosos calabreses pertenecientes a la “Ndrangheta” estaban infiltrados en las gradas del estadio de la Juventus, y recibían entradas por parte de la sociedad para revenderlas sucesivamente por un precio superior.

La sentencia de este lunes no impedirá al máximo mandatario del club turinés ejercer su cargo de presidente del ECA, y tampoco dejar el mando del cuadro de Turín.

De hecho, el artículo 19 del Código de Justicia deportiva italiana explica que ese tipo de sanciones no supone la pérdida del cargo, sino la imposibilidad de representar a un club en “determinadas actividades relevantes”.

Así, Agnelli no podrá participar en ninguna actividad de los organismos federativos, entrar en los vestuarios de los recintos deportivos en los que juegue el equipo en la liga italiana, ni formar parte de reuniones con miembros de la FIGC o representantes de futbolistas.

A nivel europeo, Agnelli podrá seguir al frente del ECA, al ser este un organismo autónomo, y también podrá seguir representando a la Juve en las competiciones UEFA, de no solicitar la FIGC la ampliación de la sanción.

El abogado del presidente Agnelli, Franco Coppi, aseguró esta tarde ante los medios locales que no está en absoluto satisfecho con la decisión del Tribunal Nacional y anunció que presentará un recurso.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.