Se reencontró con el triunfo tras el polémico partido frente al Marsella. Foto cortesía: Diario AS.

Con más individualidades que juego colectivo, el París Saint-Germain derrotó seis por uno (6-1) a un inocente Angers, consiguiendo su cuarta victoria consecutiva ante un conjunto que perdonó muchas ocasiones para cambiar el rumbo del partido.

Sin Di María pero con el brasileiro Neymar, el técnico Thomas Tuchel apostó por un once de gala para el compromiso. No reservó a nadie y juntó en ataque a Mbappé, Icardi, Neymar y Draxler. Además, priorizó la creatividad en el medio sector, lo cual lo hizo alinear a dos jugadores con gran conducción de la esférica, como lo son Marco Verratti y Leandro Paredes.

Por su parte los de Moulin, caracterizados por ser un equipo muy defensivo, no renunciaron a su filosofía de juego y salieron con un sistema de 5 defensas que no ofreció obstáculos al PSG durante los primeros minutos.

Florenzi, el único fichaje del club parisino hasta la fecha para cubrir la baja de Meunier, adelantó al equipo casi sin querer. El italiano envió al ángulo una segunda jugada en el área a bote pronto, adelantando a los locales cuando el Angers todavía estaba situándose en el terreno de juego.

Tras el comienzo abrumador, llegaron los peores minutos para los dirigidos de Tuchel. Esto, debido a que Aït-Nouri empezó a atacar las grietas que habían en el sistema parisino, lo cual ocasionó peligro en el área defendida por Keylor Navas. Igualmente, Bahoken tuvo el empate con un remate de cabeza en el área pequeña, pero su testarazo se marchó rozando el poste.

Gracias a una genialidad de Mbappé, el París aumentó la diferencia en el marcador. El francés fue decisivo con una jugada espectacular en la banda izquierda, la cual fue finalizada por Neymar con un remate al primer toque.

La segunda mitad inició con un ritmo totalmente opuesto al de la primera. El ex jugador del Barcelona y Santos aprovechó una indecisión de la defensa del Angers para hacer su segundo gol de la noche y “Les Angevins” contragolpearon un minuto después, en un buen remate de Traoré tras un gran centro de Capelle, a balón parado. El central se reivindicó del error en el segundo gol de los parisinos y le dio emoción al choque.

Sin embargo, el Angers sufrió lo que es perdonar ante un rival que efectúa 10 ocasiones claras por partido. Aït-Nouri se quedó solo en el área y, en vez de rematar, intentó dar un pase de la muerte a Bahoken que repelió Kimpembe con una brillante acción defensiva. A la jugada siguiente, Draxler redondeó su gran partido con un buen gol que sentenció prácticamente el encuentro.

La gélida noche en la capital de Francia todavía depararía dos goles más. El primero de Gueye, aunque con mucha fortuna, y el segundo de Mbappé aprovechando un gran pase de Bakker. Una victoria sencilla más por inercia que por juego para un PSG que ya está a un punto del liderato, tras un mal arranque en la Ligue 1.

Con información de Diario AS.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.