Estamos entrando en una era de avances a cierta velocidad, donde ya no tratamos enfermedades sino la enfermedad específica que tiene una persona determinada, llevando a tratamientos que se han denominado “a la carta”.

Pero, en lo personal prefiero llamar específicos o personalizados o de precisión, ya que a la carta sugiere lo que quisiera el consumidor, pero no necesariamente lo que necesita. De hecho, en la página del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU el concepto de medicina personalizada lo manifiestan como “tipo de medicina que usa la información de los genes, proteínas y ambiente de una persona para prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad“.

Para poder desarrollar este tema hablando de las patologías mamarias, primero debemos entender que no todas las pacientes con cáncer de mama expresan la misma enfermedad, ya que conocemos que existe la llamada heterogeneidad tumoral, es decir, no todos los tumores son iguales ni se comportan de la misma forma, e incluso un solo tumor puede tener poblaciones celulares con diversos perfiles moleculares y por ende respuestas diferentes.

Es por ello que para hablar de medicina personalizada se ha tenido que investigar primero mucho acerca de las enfermedades.  Y en el caso específico del tema principal de esta página, a través de de la genómica del cáncer de mama, que es un campo que se ha venido desarrollando en los últimos años de forma muy intensa.

Aunque hay antecedentes de unos primeros intentos de medicina personalizada a través de pruebas como la InmunoHistoQuímica (IHQ) (leer aquí un artículo anterior) donde de acuerdo a sus resultados se podían aplicar ciertos tratamientos, no es en realidad hasta el año 2000 cuando el Dr. Charles Perou publicó su estudio en la revista Nature identificando por primera vez los perfiles moleculares del cáncer de mama como consecuencia de los cambios en sus genes.

De esta forma se dio inicio a una cada vez mayor cantidad de publicaciones destacando cuáles genes y sus cambios predominan en un tipo específico de cáncer de mama, sugiriendo ciertas líneas de tratamiento, de manera que podemos hablar de tratamiento dirigidos.

Han surgido ya varias pruebas que analizan los tumores de mama de las pacientes de forma tal que nos dan información como la probabilidad de sobrevida en un tiempo determinado. Y de acuerdo al tratamiento que se reciba (quimioterapia, manipulación hormonal, anticuerpos monoclonales, otros) cómo se podría modificar esta probabilidad.

Como decíamos, existen diversas plataformas y es importante acotar que aunque cada una maneja una cantidad diferente de genes a estudiar no significa que sean coincidentes en todas las pruebas. En contrapartida, estamos hablando que son pruebas que son costosas y no siempre son accesibles.

En todo caso nos ayudan a dirigir el tratamiento para que sea el más efectivo posible sin usar tratamientos innecesarios. Así, podríamos tener mejores resultados, con menos efectos colaterales o al menos sin los efectos secundarios de los medicamentos que no necesitáramos.

Para concluir, hoy día aunque vamos en rumbo hacia la medicina personalizada, todavía nos encontramos en la llamada medicina estratificada, es decir, hemos logrado crear estratos para diferenciar y agrupar de acuerdo a caracteres similares, pero no hemos llegado a la verdadera individualización, que es el objetivo a alcanzar y en el cual podríamos decidir con mayor exactitud cuál droga y por qué deberíamos usar, tal como se hace con una infección cuando realizamos un cultivo y antibiograma, que nos identifica el germen y su antibiótico sensible.

Como siempre esperamos que este artículo sea de utilidad, ayude a discernir en los próximos correos o mensajes que recibamos

Me puedes seguir por Twitter, Instagram, Youtube y el canal de Telegram como @mastologiaHLF

Te invito a conocer mi Blog en www.mastologiahlf.com para que puedas leer muchos artículos más.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.