Foto: Archivo
COMPARTE

Un River herido por una dolorosa eliminación de la Copa Libertadores y un Boca entonado y cómodo puntero del campeonato se enfrentarán el domingo en el mítico superclásico que concentra todo el interés de la octava fecha de la Superliga de primera división en Argentina.

El encuentro entre los dos clubes más populares del fútbol argentino se disputará en el estadio Monumental desde las 18H05 locales (21H05 GMT) del domingo, cuando los archirrivales atraviesan muy diferentes estados de ánimo.

El superclásico será para River un examen riguroso frente al gran invicto del campeonato, y a la vez una buena posibilidad de levantar cabeza después del duro impacto que significó la caída el martes frente a Lanús (2-4) en las semifinales de la Copa Libertadores, después de estar 2-0 arriba en la cuenta y con una ventaja de 3-0 en el marcador global.

Más allá de sentirse perjudicado por el nuevo sistema de revisión de fallos por video (VAR), el equipo de la banda roja dejó pasar una gran oportunidad para llegar a su sexta final de Copa Libertadores, cuando asomaba como un firme candidato al título, y la eliminación marcó también la pérdida del principal objetivo del año.

Ahora, los ‘millonarios’ apuntarán a revalidar el título de la Copa Argentina que obtuvieron en 2016, y también a tratar de achicar distancias en el torneo local respecto a su archirrival, que en las últimas fechas les sacó una ventaja de nueve puntos.

Si bien Boca y River empezaron a la par el campeonato con tres victorias en fila por lado, luego los senderos se bifurcaron, y mientras los ‘xeneizes’ extendieron su foja a siete triunfos seguidos, los de la banda roja tropezaron con tres empates y una derrota estrepitosa, sufrida el sábado pasado ante el modesto Talleres de Córdoba (0-4).

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, intentará repetir el triunfo obtenido en mayo pasado en la Bombonera (3-1), con una gran actuación colectiva que de todos modos no bastó para impedir semanas después la consagración de Boca como campeón de primera división.

“La ilusión de llegar a la final de la Libertadores se terminó, pero esto sigue. Tenemos un partido importante. Vamos a tener que trabajar mucho en la parte psicológica para levantarnos y llegar de la mejor manera al domingo. Vamos a tratar de darle una alegría a la gente, no queda otra que recuperarnos y hacernos fuertes”, admitió Gallardo.

Del lado auriazul, también tomaron nota de la necesidad de desquite de sus archirrivales, pero el plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto confía en extender su excelente arranque en la Superliga y profundizar la herida ‘millonaria’, apoyado en el gran momento de forma del artillero Darío Benedetto, que lleva 8 goles en 7 partidos.

La fecha comenzará el viernes con Chacarita-Gimnasia La Plata y Godoy Cruz-Huracán, y seguirá el sábado con Colón-San Martín de San Juan, Lanús-Olimpo, San Lorenzo-Banfield, Rosario Central-Atlético Tucumán, y Racing-Talleres.

El domingo, además de River-Boca, jugarán Temperley-Defensa y Justicia, Belgrano-Independiente, y Estudiantes-Argentinos, mientras que el lunes completarán Arsenal-Tigre, Patronato-Newell’s y Vélez-Unión.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.