Foto cortesía Arquidiócesis de Valencia

La Arquidiócesis de Valencia está celebrando que uno de sus miembros, el padre Alberto Márquez, obtuvo el doctorado en Teología Dogmática de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

El ahora presbítero doctor Márquez nació en el pueblo de Calderas, estado Barinas, de la unión de María Lourdes Quinero y del cronista Roberto Márquez.

El párroco de La Candelara, Antonio Arocha, citó que este sacerdote creció en el municipio Los Guayos, frecuentando la parroquia San Antonio de Padua. Allí nació su formación cristiana.

El nuevo doctor en teología, de 48 años, entró al seminario muy joven. Formó parte  de los últimos grupos de seminaristas que cursaron estudios en el Seminario Menor de Valencia, en la década de los años 80. Cursó sus estudios de teología en el Seminario Nuestra Señora del Socorro, cuando funcionaba en La Pastora.

Luego fue enviado a Caracas donde culminó sus estudios de Teología en el Seminario Interdiocesano Santa Rosa de Lima. El joven sacerdote, con 23 años, regresó a Valencia de la mano de sus grandes maestros, el arzobispo Luis Eduardo Henríquez y del cardenal Jorge Urosa Savino, de quien recibió la ordenación con dispensa por la edad, el 8 de diciembre de 1995.

A partir de ese momento ejerció con entrega el servicio pastoral, destacándose como ecónomo del Seminario de Valencia, director del secretariado de catequesis y párroco de La Candelaria. Este año cumplirá 25 años de ordenación sacerdotal.

Luego de concluir sus servicios en La Candelaria fue enviado al Colegio Latinoamericano de Roma, donde alcanzó la licenciatura en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Años más tarde y con ayuda del arzobispo monseñor Reinaldo Del Prette, consiguió una beca para los estudios del doctorado en la prestigiosa Universidad Lateranense, con la residencia en el Colegio Venezolano de Roma.

El tema de la tesis doctoral del padre Alberto Márquez es sobre Teología Dogmática, enmarcado en estudiar la esencia de Dios con los métodos aportados por dos grandes teólogos, uno alemán  llamado Walter Kasper,  y otro italiano, Marcelo Bordoni, ambos con diversidad de pensamientos en la metodología de estudios.

El padre Márquez presentó un libro de cinco capítulos desarrollados en casi mil páginas.

El padre Arocha narró que la discusión de la tesis, el 28 de abril, se hizo en línea, debido a la cuarentena por el coronavirus. El acto comenzó a las 4:00 pm hora de Roma. La exposición de Márquez fue en italiano bastante fluido.

Posteriormente la conexión se detuvo para la deliberación de los jurados, y al retomarse el rector de la universidad anunció que la tesis había sido aprobada en el rango Magna Cum Laude, y podrá ser publicada parcialmente.

El religioso al agradecer, dijo que el camino no había sido fácil y resaltó la presencia y acompañamiento de la bendición de su madre desde Venezuela, de su clero valenciano, de su obispo, con especial mención maternal de la Virgen del Socorro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.