El Libertador Simón Bolívar. (Foto Referencial)
COMPARTE

Hoy se conmemoran 234 años del natalicio de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco. El Libertador Simón Bolívar, precursor de la independencia de Venezuela.

Hijo de Juan Vicente Bolívar y Ponte Andrade y María de la Concepción Palacios y Blanco. Fue Político, militar y como él se define, ante todo civil.

El 24 de julio de 1783, se conoce como el nacimiento de quien se convertiría en Libertador de cinco naciones ((Bolivia, Colombia,Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela), por destacarse en la lucha por la liberación de las naciones hispano-americanas.

Simón Bolívar siempre se mostró un favor de los ideales democráticos. En 1819, en el Congreso de Angostura, profiere un discurso por la época de la elaboración de la Constitución de Venezuela.

“Legisladores: una práctica de la autoridad de un mismo individuo que ha sido frecuentemente o de los gobiernos democráticos. Las repeticiones son una necesidad para los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar el poder, por el tiempo largo, las manos de un mismo ciudadano”.

Prefiero el título de Ciudadano al de Libertador, porque éste emana de la guerra; aquel emana de las leyes.

Realidades: 1821 versus 2017

El presidente de la Academia de Historia del estado Carabobo, Carlos Cruz afirma que Simón Bolívar es, además de un personaje importante para Venezuela, precursor de la independencia del país, acta firmada el 5 de julio de  1811, “por su valentía, inteligencia, y estrategias para liberar a la nación”.

Ante lo que sucede en Venezuela, el doctor Cruz recordó y comparó las realidades con un fragmento de aquella carta que el libertador le escribió siete días después de la Batalla de Carabobo a Fernando Peñalver, en Valencia el 10 de julio de 1821.

“Esto es un caos, no se puede hacer nada de bueno, porque los hombres buenos han desaparecido, y los malos se han multiplicado. Venezuela presenta el aspecto de un pueblo que, repentinamente, sale de un gran letargo, y nadie sabe cuál es su estado, ni lo que debe hacer, ni lo que es”.

Por tal motivo, Simón Bolívar quería trabajar con un proyecto centralista que a juicio del historiador, beneficiaria a los venezolanos, pero al darse cuenta que no quedaban muchas personas buenas y a quienes confiarle eso que traía planificado, decidió irse a Colombia.

Bolívar contra el socialismo

Bolívar manejaba el centralismo del poder, aseguró Carlos Cruz, “tenía que ser así porque para el siglo XIX había mucha distancia y era difícil las comunicaciones, no se podía establecer un gobierno federal como lo tiene hoy día Estados Unidos”.

El historiador explicó que después de la convención de Ocaña en 1828, Simón Bolívar ofreció un discurso mientras se le otorgaba el cargo de todos los poderes de la Gran Colombia, tales poderes los aceptó por la necesidad que para ese momento surgía, más no lo aceptó por ansias de poder.

“Me liberto de la inmensa autoridad que me agobia, como de la responsabilidad ilimitada que pesaba sobre mis débiles fuerzas. Solamente una necesidad forzosa, unida a la voluntad imperiosa del pueblo, me habría sometido al terrible y peligroso cargo de “Dictador Jefe Supremo de la República”. Parte del discurso de Bolívar.

Esto pertenece a las palabras que expresó Bolívar y como dice Carlos Cruz, “a regañadientes acepto tal poder”.

Se pudiese parecer a un capitalismo en el buen sentido de la palabra, pero no lo es, expresó el historiador, aunque el Libertador mantenía una estrecha relación con Inglaterra, era el sistema centralista el que manejaba, “pero lo que si estaría en contra es del socialismo”, comentó.

El historiador destacó que el Libertador no se puede calificar de haber sido 100% dictador, pues él actuó debido a las circunstancias del momento. Se puede considerar como demócrata, pues fue un defensor de la libertad de los ciudadanos. En eso se fundamentó la mayor parte de sus pensamientos.

Una imagen distorsionada

El presidente de la Academia de Historia del estado Carabobo, al referirse a la imagen que hoy día se tiene de Simón Bolívar, comenta que el Gobierno de Hugo Chávez creó una imagen distorsionada de Bolívar.
“No solo por la imagen “mamarracha” que hicieron, sino por los pensamientos o acciones de Bolívar que ha querido que el venezolano crean sin ser ciertos”, dijo.

El historiador aseguró que el Bolívar que se han tratado de dibujar no es real. “Debemos rescatar la verdadera imagen de Bolívar”, expuso con preocupación, al mismo tiempo que insistió en recordarlo como alguien de “carne y hueso y evitar endiosarlo”.

A juicio del doctor Carlos Cruz, el rostro en tercera dimensión de Simón Bolívar es una muestra desconfigurada y sacada de la realidad.

Simón Bolívar por el pintor peruano José Gil de Castro 1828

Simón Bolívar escribió oportunamente en una carta para el General Sir Robert Wilson, en donde le aseguraba que el cuadro que había pintado el artista peruano José Gil en 1828 sobre el rostro del Libertador, “era el que más se asemejaba a él”, afirmó el historiador.

“Me tomo la libertad de dirigir a usted un retrato mío hecho en Lima con la más grande exactitud y semejanza”

 ¿Qué pensaría Bolívar ante todo lo que sucede en Venezuela?

Desde un análisis del pensamiento de Bolívar, Carlos Cruz destacó varios aspectos que tomaría en cuenta el libertador: la forma de gobierno, la libertad ciudadana, la permanencia del poder de una sola persona y la actuación militar sobre los manifestantes.

Ante esto es evidente, según el historiador, “Bolívar hoy seguiría luchando contra el Gobierno nacional, porque sus actuaciones son contrarias a su pensamiento político.

Y sobre las acciones de los soldados o militares de la actualidad citó textualmente: “Maldito es el soldado que dispara contra el Pueblo”

“Maldito es el soldado Que dispara contra el Pueblo”

El historiador instó a los venezolanos a tomar a Simón Bolívar como ejemplo de valentía para salir de la situación actual que vive el país.

Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerlo y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. (Simón Bolívar, Discurso de Angostura, 15 de febrero de 1819).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.