(Foto: AFP/Getty Images)
COMPARTE

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan aprobó este viernes una revisión constitucional para reforzar sus poderes que será sometida a referéndum el 16 de abril, según el vice primer ministro Numan Kurtulmus.

El objetivo de la reforma constitucional, votada el mes pasado por el Parlamento turco, es sustituir el sistema parlamentario en vigor por un sistema presidencial.

Con el cambio, el presidente tendrá potestad para nombrar y revocar a los ministros, promulgar decretos y declarar el estado de emergencia. 

El puesto de primer ministro desaparecerá y será sustituido por uno o varios vicepresidentes, si se aprueba la reforma.

El texto fue adoptado en el Parlamento gracias a una alianza entre el partido islamoconservador al poder, el AKP, y el partido de derecha nacionalista, el MHP.

Erdogan considera que esta revisión, que podría permitirle seguir en el poder hasta al menos 2029, es necesaria para garantizar la estabilidad al frente de Turquía, que atraviesa una ola de atentados sin precedentes y dificultades económicas.

Pero el texto suscita preocupación entre los opositores y las oenegés que acusan al presidente de deriva autoritaria, sobre todo desde el fallido golpe de Estado de julio, que provocó una purga de enorme magnitud.

 

El AKP lanzará su campaña el 25 de febrero, según la prensa local. 

Para el partido gobernante, la presidencialización del sistema permitirá evitar la formación de coaliciones gubernamentales inestables y hará más eficiente el gobierno en un contexto en el que Turquía afronta grandes desafíos en materia de seguridad y de economía.

El líder del partido opositor CHP, Kemal Kiliçdaroglu, opinó que la aprobación de la reforma constitucional en el referéndum sería una “catástrofe” que acabaría con la separación de poderes en Turquía. 

El examen del texto en el Parlamento desató encontrados debates y dio lugar a riñas en el hemiciclo, donde un diputado acabó con la nariz rota y una diputada con discapacidad acabó en el suelo. 

En caso de aprobarse la reforma constitucional, las elecciones legislativas y presidenciales serían simultáneas, y el presidente podría ser elegido por dos mandatos de cinco años, en los próximos comicios previstos en noviembre de 2019.

Si se considera que Erdogan, elegido en 2014 como presidente tras 12 años al frente del Gobierno, vuelve a empezar de cero con esta reforma, algo que todavía no ha sido aclarado, podría permanecer en el poder hasta al menos 2029. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.