COMPARTE

AFP

El portugués Cristiano Ronaldo y el sueco Zlatan Ibrahimovic llegaron a la Eurocopa con el objetivo de marcar antes que el otro para convertirse en el primer jugador de la historia en anotar en cuatro fases finales de la Eurocopa, pero hasta ahora ninguno de los dos pudo anotar en las dos primeras jornadas.

El miércoles jugarán ambos y los dos con la amenaza de quedar eliminados en el torneo, lo que añadirá una dosis extra de presión.

Ibrahimovic jugó antes en cada jornada que Cristiano, pero ahora el saque en su particular partido de tenis a distancia es para el portugués, que se mide con su selección a Hungría el miércoles en Lyon a las 16h00 GMT y el hasta ahora astro del París Saint-Germain jugará contra Bélgica en Niza, el mismo día, a las 19h00 GMT.

El tercer ‘round’, y quizá el último, está servido.

Cristiano Ronaldo es un coleccionista de récords y ha conseguido ya fijar en este torneo el de jugador con más partidos con la selección de Portugal. En la segunda jornada contra Austria dejó ya atrás, con 128, los 127 que tuvo en su día uno de sus ídolos y maestros, Luis Figo.

Pero el inicio de Eurocopa de Cristiano está lejos de ser ilusionante.

Se esperaba mucho de él ya en el debut ante Islandia en Saint-Etienne, el martes de la pasada semana.

Lo intentó repetidamente, desde su remate de cabeza desviado a los 23 minutos de partido hasta su intento, igualmente de cabeza, que envió a las manos del arquero Hannes Halldorsson en el 86, ya desesperado y nervioso después de todo un partido intentándolo sin éxito. El único gol luso del 1-1 ante los islandeses lo firmó Nani.

“Han puesto un autobús delante de la portería”, lamentó después del partido, antes de mostrarse optimista para el resto del partido: “Lo más importante no es cómo empieza, sino cómo acaba”.

La continuación del torneo tampoco fue positiva para el equipo portugués.

En el Parque de los Príncipes de París, Cristiano se quedó otra vez sin ser el rey, fallando repetidamente ante el portero Robert Almer. Incluso hasta llegó a fallar un penal, enviándolo al palo.

– Platini en el horizonte –

En el caso de Ibrahimovic, el campeonato tampoco ha empezado bien.

Por lo menos, el único gol que ha logrado Suecia en esta Eurocopa, para el empate 1-1 ante Irlanda en el debut, llegó por una jugada suya, que Ciaran Clark envió dentro de su propia portería cuando intentaba despejar.

Falló una clara ocasión en el 59, a centro de Martin Olsson, pero no era su tarde.

Tampoco lo fue en el segundo partido, ante Italia, en el que Suecia aguantó con 0-0 hasta casi el final, pero terminó perdiendo por un gol del brasileño nacionalizado Éder.

Ibrahimovic había tenido anteriormente oportunidades, pero sin poder batir a Gianluigi Buffon.

Acostumbrados a grandes noches europeas y a la tensión de los momentos importantes, ambos llegan a esta última jornada con la espada de Damocles de la eliminación, pero con la posibilidad de ser los héroes que se espera que sean.

Más allá del récord de marcar en cuatro fases finales de la Eurocopa, clasificar a octavos les permitiría seguir soñando con otra plusmarca, quizás la más importante, la de máximo anotador de la historia de las Eurocopas.

Por ahora están dentro del grupo de jugadores igualados a 6 tantos en el tercer lugar. Sólo les supera el inglés Alan Shearer, que firmó 7 entre las Eurocopas de 1996 y 2000, y el francés Michel Platini, que deslumbró con 9 en la única edición del torneo que disputó, guiando al título a los Bleus en 1984.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.