COMPARTE

AFP

River Plate de Argentina logró este jueves un importante empate 0-0 en su visita al colombiano Independiente Santa Fe, en un partido trabado y de pocas ideas, disputado en el estadio Nemesio Camacho El Campín de Bogotá por la ida de la Recopa Sudamericana.

El encuentro fue una lucha constante por ocupar los espacios y evitar que el equipo contrario pudiera generar opciones de gol, lo que terminó generando un espectáculo pobre para la tribuna, que esperaba más de los campeones de la Libertadores (River) y de la Sudamericana (Santa Fe) de 2015.

Ahora los cafeteros y gauchos deberán decidir cuál es el supercampeón de América en el juego de vuelta que se disputará en una semana en el Monumental de Núñez, en Buenos Aires.

El comienzo del partido fue intenso, con River dispuesto a presionar la salida de Santa Fe desde su propia área, lo que sorprendió por momentos al local que dividió mucho el balón y le costó hacerse con el control de las acciones.

Producto de la presión, la primera gran oportunidad del juego llegó a los 16 minutos en una recuperación rápida del “millonario” que terminó en un remate violento de Sebastián Driussi, espectacularmente despejado por el portero de Santa Fe Robinson Zapata.

Cuatro minutos después una jugada de toque y movilidad permitió otro remate, esta vez desde el pie izquierdo de Gonzalo Martínez, bien despejado por Zapata.

Santa Fe reaccionó sobre la media hora de juego con disparos de Dairon Mosquera y del argentino Jonathan Gómez, lo que permitió a los dirigidos por Gustavo Costas sacudirse un poco del dominio de River.

El cuadro local logró emparejar las acciones gracias a incursiones por las bandas y una lucha más decidida en el medio del campo, pero no pudo irse en ventaja por la escasa precisión en el último cuarto de cancha.

Para la segunda parte, la mitad del campo se convirtió en una zona de lucha permanente, con equivocaciones alternadas en los pases y mucha intensidad en la marca.

Santa Fe se aproximó a los 58 minutos en un balón filtrado a la espalda de la defensa que habilitó a Humberto Osorio Botello, pero su remate cruzado fue bien capturado por el arquero Augusto Batalla.

El “León” volvió a llegar a los 66 en un cobro de tiro libre de Horacio Salaberry, que pasó muy cerca del palo izquierdo del marco del visitante.

Pasada la hora de juego el once de Marcelo Gallardo comenzó a moderar el ritmo, conforme con el resultado y previendo un mayor desgaste por cuenta de los 2.650 metros de altura del estadio colombiano, lo que trató de aprovechar el cuadro cafetero para recostar el juego sobre el marco de Batalla.

Sin embargo, el equipo de Gustavo Costas no tuvo precisión en la circulación de la pelota y mostró una gran pobreza en la creación, lo que facilitó la labor defensiva de River.

En los minutos finales los dos equipos parecieron conformes con la idea de dejar todo para definir en la casa de River Plate.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.