COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

El grito era contundente: “Ameliach también va para afuera”, dijo una y otra vez Carmen Costero. Para ella es tan necesario el revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro como la salida del poder del gobernador de Carabobo. Su argumento también fue determinante: “Él manda desde Miraflores y tiene abandonado el estado”, le repetía insistentemente a quienes como ella protestaron en las adyacencias de la Oficina Regional Electoral (ORE) durante la mañana del miércoles.


La protesta fue pacífica frente a los funcionarios policiales. (Foto Saúl Zerpa)

Era una consigna particular a la que se sumaron todos a su alrededor. “Fuera Maduro, fuera Ameliach”, se escuchaba en el lugar entre unas cuantas cacerolas. Algunos entonaban la oración y la dirigían hacía los uniformados de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Policía de Carabobo que se encontraban, con todo su equipo antimotín, acordonando todas las vías de acceso a la sede estadal del ente comicial.

El objetivo se cumplió. Representantes de todos los partidos políticos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hicieron caso a la convocatoria de la coalición opositora. Antes de las 9:00 a.m. por la avenida Rojas Queipo de Valencia se podía ver banderas de todos los colores. Estaban presentes las amarillas de Proyecto Venezuela y Primero Justicia, las naranjas de Voluntad Popular y Cuentas Claras, azules de Progreso y blancas de Acción democrática. Pero predominó el tricolor de la sociedad civil que, sin identificarse con ninguna organización, protestó de manera activa por la restitución de sus derechos.

Costero lo hizo desde su padecimiento como jubilada de la gobernación de Carabobo, un sueldo insuficiente e incumpimientos de beneficios. Shirley Ortega se unió a la manifestación para que su hija que se fue al exterior huyendo de la inseguridad regrese a su país, mientras que Ivor Sosa como venezolano le exigió a las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) que cumplan con su función para el que fue constituido que es permitir la participación de la democracia en los destinos y regimientos de los habitantes de Venezuela, “el revocatorio no es un crimen”, sentenció.

La avenida Rojas Queipo de Valencia estuvo llena de manifestantes. (Foto Saúl Zerpa)

Política de la retención

No todos pudieron ondear sus banderas y ser parte de la petición de la MUD en Carabobo. Quienes abordaban cuatro autobuses desde Juan José Mora rumbo a la ORE en Valencia se encontraron de frente con la nueva política de la retención. Es una acción emprendida siempre por uniformados. Esta vez fueron funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que desde las 8:30 a.m. mantuvieron a más de 120 personas en una alcabala improvisada en Taborda.

El procedimiento se repitió. Es el mismo que se ha hecho costumbre en cada fecha que la oposición anuncia alguna actividad de protesta. Detienen la unidad, bajan a sus tripulante, piden documentos de identidad a todos, revisan bolsos minuciosamente, solicitan papeles del vehículo y al conductor y examinan cada espacio del autobús. Esta vez la diferencia la marcó la negativa de los funcionarios de permitirles el paso a la capital carabobeña, “o se devuelven o serán detenidos”, les dijeron.


(Foto Andrés Galindo)

Algo similar vivieron quienes en cuatro autobuses pasaron por el mismo lugar media hora antes. Venían de Puerto Cabello. “Pero nosotros pudimos mediar con los guardias y nos dejaron venir por la carretera vieja, porque si nos veían transitar por la autopista ellos serían reprendidos por sus superiores”, relató Edgar Galeano.

Vigilancia permanente

Durante la protesta la seguridad no se limitó a cerrar todas las vías de acceso a la ORE. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se pasearon constantemente entre los manifestantes. También hubo vigilancia aérea. Poco antes del mediodía un helicóptero con las siglas de la GNB sobrevoló la zona con un camarógrafo haciendo tomas de la concentración.

El personal del Centro Asistencial Padre Alfonzo, ubicado justo detrás de unos de los cordones antimotín de los uniformados, intentó sumarse a la convocatoria de la MUD. Pero no pudo. Los funcionarios se lo impidieron y solo lograron asomar algunas pancartas en contra de la gestión del Gobierno en los escalones de la entrada del ambulatorio.

Cronograma cumplido

En medio de consignas que no paraban de gritarse, Carlos Santafé, secretario ejecutivo de la MUD en Carabobo, llegó a la manifestación a las 10:30 a.m., y en medio de todos leyó el comunicado que la oposición en todo el país preparó para la jornada denominada “las regiones exigen”.


(Foto Saul Zerpa)

La orientación nacional era entregar el escrito ante las autoridades de la ORE. Eso no fue posible porque el ente comicial decidió “por razones de seguridad” dar el día libre a sus trabajadores. Pero se dio a conocer ante los carabobeños el petitorio fundamental que la MUD hace al CNE a efectos de la recolección del 20% de las firma del padrón electoral en la fecha más próxima posible en condiciones democráticas que permitan que el referendo como única salida electoral a la crisis se realice en un tiempo corto.

A las 12:00 p.m. como estaba establecido en el cronograma de la MUD los manifestantes entonaron el Himno Nacional y poco a poco se fueron retirando de la concentración. A la 1:30 p.m.los funcionarios policiales se desalojaron el lugar.

Peticiones

En el documento se solicita la instalación de una mesa técnica para determinar los aspectos técnicos correspondientes a la fase de recolección de la manifestación de voluntades y se destaca que de acuerdo al artículo 72 de la Constitución el quórum del 20% debe calcularse conforme a los electores inscritos en el registro a nivel nacional, pues el mandato cuyo revocatorio se pretende es nacional y así debe tomarse en cuenta la circunscripción, y se pide que se habiliten los mismos 14 mil centros con 42 mil captahuellas que se emplearon cuando Maduro ganó la presidencia.

Para la recolección solicitan un horario entre 6:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. con la advertencia que deben estar abiertos los centros mientras haya ciudadanos en espera y no como se hizo en la validación del 1% que cerraban a las 4:00 p.m. sin importar que había personas en cola aún. Adicionalmente, al finalizar cada día de jornada se debe emitir un acta que indique la cantidad de manifestaciones recabadas como indica artículo 26 de la resolución para procesos revocatorios.

(Foto Saúl Zerpa)

Santafé fue enfático en aclarar que no se trata de solicitar una fecha cualquiera. “Ratificamos que los tres días para la recolección deben iniciar inmediatamente después de la determinación de los centros que según la interpretación legal del CNE esa información la darán el 14 de septiembre, por lo que los días 17, 18 y 19 se tiene que hacer el proceso de manifestación de voluntades”.

Para la MUD son los venezolanos los responsables que estas peticiones  se cumplan, “solo si la población sigue manifestando masivamente vamos a obtener la victoria, esto no puede ser solo un trámite burocrático de los partidos políticos, sino consigna de noche y día de venezolanos que quieren que el país se enrumbe hacia el desarrollo”.

El próximo miércoles 14 de septiembre se tiene prevista la “toma de las regiones”. En Carabobo se han establecido siete puntos de concentración en diferentes partes el estado desde los que se marchará hasta la ORE en el sector Padre Alfonzo de Valencia.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.