COMPARTE

AFP

Patrice Evra, de 35 años, y Bacary Sagna, de 33, son la voz de la experiencia y los laterales inamovibles de Francia, pero deben mejorar su rendimiento en esta Eurocopa en los octavos de final ante Irlanda, el domingo en Lyon, para que no haya sorpresas.

Desde el inicio del torneo, ambos han jugado los tres partidos del grupo A contra Rumania (2-1), Albania (2-0) y Suiza (0-0) y, sin hacer demasiado, han dejado pocas filtraciones para que Lucas Digne y Christophe Jallet, sus reemplazantes naturales, puedan hacerse un hueco en el once de Didier Deschamps. Y al parecer, difícil que suceda hasta el final del torneo, salvo que los golpee alguna lesión.

A los ojos de Deschamps, Evra, por izquierda, y Sagna, por derecha, son titulares irremplazables porque la realidad señala que no tienen competencia de alto nivel en sus puestos.

Salvo Mathieu Debuchy, ausente por lesión y que jamás regresó al nivel del Mundial-2014, y un escalón por debajo Benoît Trémoulinas, también baja, la falta de laterales en los Bleus es una realidad y el relevo parece no convencer, a imagen de Djibril Sidibé, Layvin Kurzawa o Sébastien Corchia que no aprovechan sus chances.

Con este panorama, lógicamente Evra disputa su quinta cita mayor (Mundiales 2010 y 2014, y Eurocopas 2008, 2012 y 2016), mientras Sagna suma su tercera (Mundiales 2010 y 2014, y Eurocopa 2016). Y si bien su futuro internacional se pondrá en duda al final del torneo, también hay preguntas pero ya mismo sobre el nivel que han mostrado.

– 4 asistencias en 60 partidos –

Por características naturales, uno sacrifica usualmente su labor defensiva para pasar al ataque, mientras que el otro hace lo opuesto. Contra los rumanos, en el duelo apertura de la Eurocopa en Saint Denis, Evra incluso cometió un penal infantil que cambió por gol Stancu, mientras Sagna no aportó nada en ataque.

“Puedo jugar mejor. Estaba con bronca por el penal”, dijo Evra, actual lateral de la Juventus que le prolongó contrato hasta 2017. En lo sucesivo, el exdefensa del Manchester United vigiló más su sector, aunque siempre le llama juntarse con Paul Pogba y el eléctrico Dimitri Payet, como se vio ante Suiza.

Contra Irlanda, Evra deberá mejorar, más allá de que Guy Stéphan estima que “el tío Pat” tendrá su importancia en el equipo por su liderazgo.

“Pat es un jugador muy experimentado, con muchas competiciones encima. Es muy respetado y sirve para guiar a los más jóvenes”, explicó este viernes el adjunto de Deschamps.

Por su lado, Sagna también debe mejorar para una etapa del torneo sin salvavidas.

Si bien su rigor defensivo ayuda para que no lo agarren mal parado, la prensa le ha reprochado siempre sus escasas trepadas por sorpresa por la banda, y la falta de fineza en sus centros.

“Las críticas en la selección… es algo diario para mí”, indica el jugador del Manchester City. “Sé que todos esperan ver mis centros, trabajo para mejorar”, insiste el exlateral derecho del Arsenal, quien tiene apenas cuatro asistencias en 60 partidos con los Bleus. Eso lo dice todo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.