COMPARTE

AFP

Gareth Bale y sus compañeros escribirán el sábado en
Burdeos (16h00 GMT) una página importante de la historia deportiva de su país
con ocasión del primer partido de Gales en una fase final de una Eurocopa,
frente a la Eslovaquia de Marek Hamsik.

Los galeses solo han disputado hasta el
momento un gran torneo, el Mundial de 1958, por lo que hay una mezcla de
excitación y de nerviosismo en el momento de afrontar al otro equipo del Grupo
B aspirante a dar la sorpresa cuando los favoritos de la llave son Inglaterra y
Rusia.

“Hay algo un poco irreal al estar aquí.
Esperábamos esto desde hace tiempo”, afirmaba Bale esta semana en Dinard
(Bretaña), lugar de concentración de la formación británica.

“Antes, los grandes torneos, los miraba
por la tele, en mi casa. Estar ahora aquí es algo enorme, gigantesco. Era uno
de mis sueños, pero realizar tus sueños no es siempre simple”, añadió el
jugador del Real Madrid.

Gales no robó su billete para la Eurocopa,
sacando cuatro puntos en sus partidos contra Bélgica en la fase de
clasificación, sobre todo gracias a un Gareth Bale en su mejor momento, en sus
duelos frente a los Diablos Rojos.


Energía positiva de los eslovacos –

Desde su clasificación, los galeses no han
estado muy finos, incapaces de ganar sus partidos de preparación contra
Holanda, Ucrania, Irlanda del Norte y Suecia, que los humilló la semana pasada
(3-0).

Fueron unos partidos que Gales disputó casi
sin Bale, que estuvo solo en la segunda mitad contra Suecia, tras integrarse en
el equipo después de disputar y ganar la final de la Champions con el Real
Madrid.

Ello muestra la dependencia galesa de su
estrella.

Los hombres de Gary Coleman no deben esperar
un partido sencillo contra Eslovaquia.

El equipo de Jan Kozak logró una victoria
(3-1) como visitante contra Alemania en un reciente amistoso, mientras que su
estrella, el centrocampista del Nápoles Marek Hamsik, parece en gran forma.

Los eslovacos, que participaron en el
Mundial de 2010, tienen más experiencia que los galeses.

“El ambiente en el equipo es
excelente”, afirma el defensa Peter Pekarik. “Tenemos jugadores de
experiencia y calidad. Debemos ahora transformar esta energía positiva en
buenos resultados”, añadió.

“La llave será lograr que Bale no tenga
un buen partido”, explica el defensa.

A distancia, Bale responde que “Gales
nunca ha sido un equipo de un solo jugador”.

“Atacamos en grupo, defendemos en
grupo. Lo que logramos en las calificaciones es una obra colectiva. Y no
estamos en Francia solo para ser invitados. Esperábamos este momento desde hace
tanto tiempo que vamos a dar todo para hacer algo grande”, advirtió la
estrella del Real Madrid.

– Alineaciones probables:

Gales: Hennessey –
Chester, A. Williams, Davies – Gunter, Ramsey, Allen, Ledley, Taylor – Bale –
Robson-Kanu.

Eslovaquia: Kozacik
– Pekarik, Skrtel, Durica, Hubocan – Mak, Pecovsky, Hamsik, Kucka, Weiss –
Duris.

Árbitro: Svein Oddvar Moen (NOR)

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.