COMPARTE

EFE

El hotel y casino Trump Taj Mahal, que fue propiedad del magnate neoyorquino Donald Trump hasta que tuvo que venderlo en 2014 acosado por las deudas, cerró este lunes sus puertas por una disputa laboral entre los empleados y sus actuales dueños.

El Trump Taj Mahal fue inaugurado en 1990 por el actual candidato presidencial republicano en Atlantic City (Nueva Jersey, EEUU), y durante años fue una de las mayores joyas de su imperio inmobiliario hasta que fue comprado hace dos años por su amigo, el inversor Carl Icahn.

Sus actuales propietarios llevaban meses envueltos en una agria disputa laboral con los trabajadores del sindicato UNITE Here Local 54, y después de fracasar las negociaciones, el establecimiento tuvo que cerrar hoy sus puertas a las 05:59 hora local.

“Nos dejaron sin cobertura médica, nos quitaron nuestro derecho a recibir una indemnización y hasta nos recortaron de la nómina la media hora de descanso”, lamentó Charles Baker, uno de los cocineros del hotel y casino, al periódico local Star Ledger.

Cuando hace 26 años el magnate neoyorquino inauguró el Trump Taj Mahal, lo presentó como “el mayor casino del mundo” y una de las “ocho maravillas del mundo”, pero años más tarde tuvo que acogerse a la ley de quiebras para reeestructurar el negocio.

La clausura definitiva del Trump Taj Mahal ha dejado sin empleo a unas 3.000 personas y se convierte en el quinto casino que se ve obligado a cerrar sus puertas en Atlantic City desde hace dos años, incluido el Trump Plaza, en septiembre de 2014.

La crisis de los casinos en Atlantic City se agudizó en los últimos años después de que en 2012 el huracán Sandy arrasara parte de la bulliciosa capital del juego de Nueva Jersey, conocida como “Las Vegas” del este estadounidense.

El Taj Mahal fue durante años una de las joyas del imperio de Trump, quien a mediados de los años noventa perdió el control del casino aunque pudo recuperarlo tiempo después gracias a una compleja operación de deuda, emisión de acciones y efectivo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.