COMPARTE

Felícita Blanco

Funcionarios de Interpol capturaron en Bogotá, Colombia, a Giomar Alejandro Cartagena Alcántara (28), quien tenía solicitud de alerta roja desde el año 2010, como presunto autor material e intelectual en el homicidio de su ex novia Oriana Shangtya Monasterios (20) y la madre de ella Joaquina Alcina Sánchez (53).

Los cuerpos baleados, golpeados y quemados fueron localizados el 24 de febrero de ese año en Parque Caiza, sector de la carretera Petare-Guarenas.

El hecho causó gran conmoción nacional y se le conoció como “El doble crimen de Parque Caiza”, debido al ensañamiento con que fueron atacadas madre e hija, tras haber sido secuestradas en su residencia en San Bernardino.

Desde un principio se señalaba a Giomar Cartagena, hijo de un ex oficial de la Armada, capturaron a varias personas relacionadas con este pero no fue ubicado a pesar de que sabían que estaba en el vecino país. El maestro en artes marciales, José Monasterios, padre de Oriana y ex esposo de Joaquina, exigía que lo capturaran.

El 8 de marzo de 2010 el Tribunal 20 de Control de Caracas le dictó orden de captura por secuestro, homicidio calificado con alevosía en  complicidad correspectiva y asociación para delinquir, aplicándole una pena de 30 años de cárcel.

El móvil del doble crimen habría sido el robo de 32 mil dólares. Uno de los primeros detenidos fue Douglas Manuel Cartagena Gil (22), primo de Giomar, quien supuestamente vendió 6 mil dólares a una persona en el estado Aragua. Por rastreo telefónico identificaron a los implicados.

Desde el 31 de agosto de 2010 había solicitud de alerta roja de Interpol contra Cartagena, quien estaba enconchado y había cometido otros delitos, siendo finalmente capturado en el sector Cedritos, de Bogotá, cuando estaba haciendo mercado para abastecer su despensa.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.