COMPARTE

Sara Pacheco

Las calles están repletas de basura. Es una realidad que no se puede negar. Pero más allá de lo que se ve, hay que entender lo que está detrás del problema. La situación con los desechos en las calles ha tenido varios puntos álgidos durante los últimos años. Los vecinos de diferentes comunidades coinciden en un mismo punto, cuando ocurrió el cambio de gestión en la Alcaldía de Valencia el problema empeoró. Pero hubo otro factor que no se ha tomado en cuenta durante ese mismo período, de acuerdo a una nota de prensa de la Gobernación de Carabobo, Francisco Ameliach y su gabinete tomaron la administración del Relleno Sanitario La Guásima en 2013.

¿Trabaja La Guásima?

El Presidente del Instituto Municipal del Ambiente, José Antonio García, informó que los retrasos en la recolección de la basura en la ciudad, se deben a los cierres continuos del relleno. En los últimos dos meses ha trabajado 23%. De acuerdo a información confirmada por El Carabobeño, se trabaja en promedio tres horas al día, a pesar de las múltiples apariciones del mandatario regional en el sitio.

¿Por qué hay tanta basura?

Valencia genera en promedio un mil 500 toneladas de basura al día. Otros municipios son más pequeños y además poseen zonas de transferencia, proyecto que aún en el municipio más poblado de Carabobo no se ha aprobado.  

No es falso que el relleno necesita desahogo. Lo saben con mayor auge los habitantes de Libertador, quienes deben soportar la constante quema y hedor característico de la zona.

¿Quién es el responsable?

Al respecto, la Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional (AN) buscó interpelar al gobernador para que explicara el destino de más de 300 millones de bolívares destinados a la construcción del nuevo relleno sanitario. Igualmente, sobre los 600 millones de bolívares que asignó el Consejo Legislativo del estado para el saneamiento y la compra de maquinaria de recolección de basura que nunca ocurrió, según señaló el diputado Leandro Domínguez. Eso fue en junio.

La idea del gobernador era clausurar el relleno sanitario este año, tal como lo afirmó en el programa número 41, Hablando de Poder, en junio de 2015. Lo mismo dijo el año anterior, en el programa número 16, todo esto de acuerdo a notas de prensa publicadas en la página de la institución.

La diferencia está clara para los habitantes. Cuando Edgardo Parra estaba al frente de la institución, había vehículos pequeños que ingresaban a las veredas y evitaban los desechos en las islas,  pues la estructura de la mayoría de las calles del sur de la ciudad, son muy pequeñas para los camiones. El servicio desapareció al llegar Miguel Cocchiola.

Únicos afectados

La realidad para el valenciano son las calles repletas de desechos. En algunas zonas, no es algo nuevo, porque se pone de manifiesto otra característica, la inconsciencia de algunos habitantes, recalcó, María Gutiérrez, vecina de Parque Valencia. Lo mismo ocurre en 13 de septiembre, de acuerdo a Martín Salas.

En el centro de la ciudad, recordó, Ana Ramírez, “habían buhoneros que trabajaban con tapabocas por el fuerte olor”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.