COMPARTE

El
dirigente de Voluntad Popular en Carabobo, Aarón Rodríguez, aseguró
este sábado que las pérdidas por el actual modelo de ahorro energético
propuesto por el gobierno nacional son incalculables en el país. Afirmó que nada más la reducción
de la jornada laboral en el sector público a dos días ocasiona pérdidas que
superan los 86 millones de dólares al mes.

Rodríguez explicó que la Ley
Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, establece que la
jornada es de 8 horas diarias, lo que equivale a 40 horas semanales. Ahora, con
la reducción a dos días nada más por semana, que equivalen a 16 horas, resulta
que los empleados públicos sólo trabajarán 8 horas, esto porque posiblemente
uno de esos dos días tendrán un corte de 4 horas en la mañana y otro semejante
en la tarde.

“Los trabajadores públicos están
dejando de laborar 32 horas semanales cada uno. Según la última cifra publicada
por el Instituto Nacional de Estadísticas, en el año 2012 habían en nuestro
país unos 2 millones 463 mil 759 personas en este sector (cifra que
indiscutiblemente hoy se queda corta), lo que indica -según esos datos que ya
están obsoletos- que semanalmente el país estaría perdiendo 78 millones 840 mil
288 horas/hombre de trabajo a la semana que son indispensables para impulsar el
desarrollo del país, y que afecta a todos los demás sectores de la vida
nacional que se ven perjudicados cuando requieren hacer alguna gestión, o
cuando sus trámites son demorados porque la oficina pública está cerrada, o no
tiene luz, o se cayó el sistema”.

El político expresó que, de no ser muy diferente estas cifras
a las actuales, y calculando que el sueldo mínimo mensual de un trabajador del
sector público, incluyendo el ticket de alimentación, estaría en 24.853 mil
bolívares mensuales, el equivalente a 103,5 bolívares la hora,  el país
estaría perdiendo
8.159.969.808 bolívares fuertes a la semana (32.639.879.232
al mes), es decir unos 86.264.448 de dólares al mes –calculados a dólar Dicom-
hasta que se recupere el Guri, sólo con los racionamientos en el sector
público.

Rodriguez aseguró además que todo el
aparato productivo se ve ralentizado debido a que los cortes de 4 horas no sólo
afecta a quienes les han quitado la luz en un momento dado, pues el sistema
sólo distingue espacios geográficos dentro de los cuales pueden haber bancos,
antenas de telefonía, hospitales, universidades, organismos públicos,
industrias, comercios, entre otros, lo que hace que dichas pérdidas crezcan
exponencialmente en forma de espiral y sean difíciles de cuantificar.

“Para poner un ejemplo de esto en el consultorio donde trabajo, después de las cuatro
horas de racionamiento eléctrico del cronograma, viene otro período de igual
tiempo de duración en el que no contamos con servicio de telefonía, y
obviamente de Internet
, así que mi trabajo continúa afectado esta vez por las
cuatro horas de corte de otro sector donde posiblemente estén las antenas de
telefonía, y esto sólo por nombrar un servicio que es vital dentro de nuestro
proceso productivo”, dijo.

El activista de Voluntad Popular añadió que las ciudades son estructuras muy complejas, interconectadas, donde
afectar un solo punto inmediatamente trastoca a todo el sistema, pues éstas no
están divididas en zonas exclusivamente residenciales, o industriales, o
comerciales, y cuando se hacen estos cortes programados se afecta de igual
forma al sector doméstico como al productivo y de servicios.

“Será difícil determinar las pérdidas
ocasionadas por la caída de los sistemas de comunicaciones tan indispensables
en el mundo de hoy, o las horas perdidas en el tráfico porque los semáforos
dejaron de funcionar, o las diligencias que dejan de hacerse porque al llegar
al lugar resulta que no hay luz, o las transacciones electrónicas y pagos en
línea por falta de internet, las horas de clases perdidas, las operaciones
médicas reprogramadas, los daños materiales de los equipos domésticos o industriales
que sufren por el mal servicio de los que, de paso, no se consiguen repuestos,
entre otros”, expresó Rodríguez.

(Nota de prensa)

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.