COMPARTE

La historia colocará como uno de los acontecimientos más nefastos y contrarios a la lógica y a la buena vecindad la decisión del gobierno comunista venezolano de haber cerrado la frontera, afirmó el exgobernador del estado Táchira, Cesar Pérez Vivas, como parte del balance de los resultados de esta arbitraria decisión tomada en el mes de agosto del 2015 por Nicolás Maduro y Vielma Mora.

El exmandatario regional señaló que con esta brutal medida se generaron daños irreversibles e inconmensurables a toda la sociedad venezolana y muy especialmente al pueblo tachirense.

Esta iniciativa  promovida en un inicio por el señor Vielma Mora va a quedar registrada sin lugar a dudas como una de las acciones represivas de mayor impacto negativo en la vida humana social y cultural política y económica de nuestra frontera, aseguró Pérez Vivas. 

Vielma Mora demostró su falta de capacidad creadora, su falta de vocación y amor a la tierra tachirense, solo puso en evidencia su condición de militar primitivo y represivo, que entiende las relaciones humanas desde la óptica exclusivamente del uso de la fuerza bruta para tratar de impedir los elementos naturales de la vida humana, que no son otros que la relación social de la vida en comunidad, añade Pérez Vivas en nota de prensa. 

La decisión de cerrar militarmente la frontera de militarizar las comunidades de los municipios Pedro María Ureña, García de Hevia, Ayacucho y Bolívar, así como Junín y Rafael Urdaneta constituyen una demostración de esa visión obsoleta y primitiva de dar respuesta a los problemas económicos y sociales con las armas, como si las bayonetas pudieran producir comida,como sí los fusiles pudieran producir riqueza, como si pudieran resolver las situaciones de pobreza, miseria y hambre que han sido creados por un modelo económico fracasado y trasnochado”, aseveró.

La masiva violación de derechos humanos que ocurrió durante los días del cierre fronterizo tendrá que ser sancionado en algún momento de nuestra vida institucional, y deberá quedar registrado como un acto de barbarie propia de personajes primitivos que, como Vielma Mora, han hecho de la fuerza bruta una herramienta para mantener una cuota de poder y para convertirse en una persona temida en el seno de nuestras comunidades, agregó Pérez Vivas.

Un estrepitoso fracaso

El exmandatario regional ante la cercanía de una apertura, por que la realidad ha demostrado el fracaso de esa política,consideró conveniente recordar y hacer un balance de lo que ha significado este cierre de la frontera de Venezuela con Colombia y muy especialmente el cierre de la frontera tachirense con el Norte de Santander.

El declarante afirmó que luego de un año el gobierno socialista-comunista de Maduro y Vielma Mora no han podido dejar a un lado los problemas que justificaron la medida de cierre, puesto que aún se mantiene los altos índices de criminalidad en la frontera, de modo que todo el cuento de la frontera de paz, todo esa propaganda mentirosa que los voceros de la barbarie roja han sostenido a lo largo de estos doce meses se cae por su propio peso.

 Las bandas criminales siguen operando con impunidad, siguen extorsionando y matando porque partes de esas organizaciones criminales se alimentan de los negocios del mercado negro que el propio gobierno comunista ha generado y se lucran de los negocios de la comida que salen de los CLAP de Mercal, PDVAL y de los Abastos Bicentenarios o de las empresas procesadoras depollo como la que tiene la familia deVielma en el Táchira, aseveró Pérez Vivas.

De igual manera aseguró que las bandas criminales también se alimentan del contrabando de la gasolina promovido por el gobierno en general, pero fundamentalmente por la tolerancia de las autoridades encargadas de la comercialización de los combustibles, la causa de la salida de la gasolina y los grandes negocios con el mercado negro del combustible están en las altas esferas de PDVSA y el gobierno y es lo que permite que esta situación se mantenga en el plano económico y pretenden justificarla con el cierre de la frontera.

Un año es suficiente tiempo- destacó Pérez Vivas- para demostrar que sigue saliendo tanta gasolina y hasta más que antes del cierre, pero también el pueblo venezolano se ha dado cuenta que a pesar de estar la frontera cerrada  desde hace un año no han aparecido los alimentos en los supermercados ni en los negocios, así como tampoco las medicinas ni los repuestos, sino por el contrario las colas son más agudas, la escasez y el desabastecimientose han incrementado, en conclusión el cierre de la frontera no  significó como lo ofreció Maduro y Vielma Mora la solución a los problemas que ellos mismos, gracias a su incapacidad, han generado.

Se impone ahora la apertura por la fuerza de la realidad, van a abrir la frontera porque no hay otro camino que volver a lo que es normal  y porque el intercambio humano, cultural y económico entre Colombia y Venezuela es una realidad social, económica y política de naturaleza histórica, que la represión y la falta de sentido del realismo político generó esta situación que hoy tenemos que lamentar, de modo que bienvenida la apertura de la frontera porque con ella vamos a ir progresivamente recuperando el daño que Maduro y Vielma Mora le ha hecho a la sociedad tachirense, concluyó el exgobernador del Táchira.(DA)

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.