COMPARTE

AP

Es muy probable que Chris Bosh haya jugado su último partido con Miami, ahora que el más reciente revés en cuestión de salud del ex delantero de Juego de Estrellas al parecer ha convencido al Heat de que su regreso tras presentar coágulos múltiples no es ya factible.

Bosh no aprobó los exámenes médicos la semana pasada, lo que le impide tener autorización para volver a las actividades.

“Chris sigue manteniendo la mente abierta”, señaló el presidente del Heat, Pat Riley, el lunes. “Pero no estamos trabajando respecto a su regreso”.

Las dos últimas temporadas de Bosh han terminado en la pausa del Juego de Estrellas debido a los coágulos, pero el veterano planeaba regresar esta campaña mientras se mantiene bajo un régimen de adelgazadores de sangre. Este mes, incluso se dijo listo para jugar, afirmando que nada le impediría entrar a la cancha.

“Este no es el siguiente paso para nosotros”, aseguró Riley. “Resulta muy definitivo para nosotros en nuestra situación”.

No se espera que Bosh siquiera esté en los planes del Heat, al menos por ahora. No estará en los campamentos de entrenamiento del equipo que inician el martes en las Bahamas.

Con Bosh fuera de la mira, son 11 de los 19 jugadores que vieron acción con el Heat la temporada pasada los que ya no estarán con el equipo. De los titulares en el último partido de Miami —el séptimo duelo de las semifinales de la Conferencia del Este en Toronto— sólo Goran Dragic y Justise Winslow siguen con el Heat, mientras que Dwyane Wade, Luol Deng y Joe Johnson firmaron contratos con otros equipos en verano.

“Todos saben lo mucho que CB (Bosh) significa para mí y para su familia”, indicó el técnico del Heat, Erik Spoelstra. “Quiero mucho a CB. Fue difícil ver a CB y a su familia pasar por esto en el último par de años”.

Bosh dijo en un video difundido este mes en la plataforma digital Uninterrupted de LeBron James que los médicos del Heat lo dejaron fuera en febrero pasado cuando inició una segunda saga de coágulos, diciéndole que ellos creían que su carrera había terminado.

Riley negó categóricamente la afirmación de Bosh e insistió en que el equipo trabajó por meses para ayudar a Bosh a mejorar su estado y regresar al juego.

“No fue descartado”, añadió Riley. “Esa pudo ser su percepción porque simplemente no quería aceptar su realidad”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.