COMPARTE

 Beatriz Rojas @rojas_beatriz

A media mañana de este miércoles, no había llegado al supermercado Luxor que está frente a la Plaza de Toros, ningún camión con productos regulados, pero la gente seguía esperando pacientemente “por si acaso”.

Yuraima Salas pasó el martes en la mañana y vio cómo los clientes salían con cuatro paquetes de harina de maíz cada uno, pero no pudo comprar porque su cédula termina en cinco. Este miércoles bien temprano llegó al supermercado, pero no había nada.“Una señora dijo que hoy iban a vender arroz y mantequilla. Ojalá pueda comprar porque no tengo nada en la casa”.

(Foto Saúl Zerpa)

La humilde mujer sólo tenía esperanzas de poder llevar alimentos a su hogar, porque quien le suministró la información no trabaja en el supermercado. Tenía cuatro horas esperando, por lo que optó por sentarse en la acera, ya que le dolía la espalda.

Un poco más arriba, en la avenida Las Ferias, los supermercados cuyos propietarios son de origen asiático, también tenían sus alrededores con cola de gente esperando por si llegaba algún producto. En uno de ellos llegó una cava con mayonesa y salsa de tomate. Los clientes permanecían esperando, pero algunos un tanto molestos porque querían harina de maíz, pasta o arroz. “Algo que llene el estómago. A qué le voy a echar salsa si no tengo pasta”, se preguntó una señora.

En esta cola, los compradores denunciaron presuntas irregularidades supuestamente cometidas por efectivos de la Guardia Nacional y de la policía del estado. Entre otras cosas los potenciales clientes señalaron que los funcionarios le dan prioridad a sus familiares y amigos, aunque no estén en la fila.

(Foto Saúl Zerpa)

Según dijeron, en muchas oportunidades la gente se queda sin poder comprar porque los guardias y policías anuncian que se acabó el producto, pero al rato pasan ellos cargados y hasta se burlan de los que hacen cola.

“Uno el viejo lleva las de perder, porque los policías también le dan prioridad a las mujeres con buen cuerpo”, comentó una señora de la tercera edad.

Allí también denunciaron que supuestamente en el Luxor, los efectivos dejan pasar a los bachaqueros que les dan mil bolívares. “Uno no puede estar dando real porque de broma tiene para comer, pero a ellos no les importa porque después eso lo recuperan en lo que venden”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.