COMPARTE

AP

El campeón defensor
Chris Froome mantuvo la camiseta amarilla de líder y eliminó a varios de sus
principales rivales en la etapa más dura en los Pirineos en el Tour de Francia
el domingo.

El holandés Tom
Dumoulin ganó la novena etapa al despegarse en solitario bajo una fuerte lluvia
cerca de la meta en un ascenso más allá de toda categoría.

“Esta era una
etapa difícil y el clima la hizo aún más complicada”, afirmó Froome.
“Un minuto sentíamos el agua caer sobre la cabeza y bolsas de hielo
recorriendo nuestras espaldas y al minuto siguiente caía hielo del cielo”.

Parte de un despegue
inicial, Dumoulin atacó a 12
kilómetros de la meta en la etapa de 184,5 kilómetros (115 millas) que cubrió
del poblado español Vielha d’Aran a Arcalis, en Andorra.

Entre los que no
pudieron mantener el ritmo de Froome en el ascenso final estaban el favorito
francés Romain Bardet, la máxima esperanza estadounidense Tejay van Garderen y
el italiano Fabio Aru.

Froome cruzó en 11mo
lugar, 6:35 minutos detrás de Dumoulin, justo después del británico Adam Yates
e inmediatamente antes de su más acérrimo rival, el colombiano Nairo Quintana.

“Yo estaba
esperando el ataque (de Quintana) allá en la cima de la última cumbre”,
aseveró Froome. “Pensé que lo estaba guardando para el (ascenso) más
importante. Pero nunca llegó. Quiero pensar que él había llegado a su límite.
Fue un día muy duro. Simplemente él se me pegó a la llanta”.

En la tabla de
posiciones generales, Froome mantiene una ventaja de 16 segundos sobre Yates,
su rival más cercano, mientras que el irlandés Dan Martin está en tercero, 19
segundos detrás, y Quintana en cuarto, abajo por 23 segundos.

La novena etapa
incluyó cinco ascensos exigentes, entre ellos el del final en Arcalis.

Con el equipo
Giant-Alpecin, Dumoulin ganó la primera etapa contrarreloj en el Giro de Italia
de este año y vistió la camiseta rosada de líder durante seis etapas antes de
retirarse a mitad de la carrera con molestias por el sillín.

También ganó dos
etapas en la Vuelta a España del año pasado.

Mientras se acercaba
a la meta, Dumoulin giró para hacer contacto visual con su director de equipo
en un auto detrás de él, y al borde de las lágrimas, sacó la lengua y alzó un
brazo a manera de celebración.

Rui Costa, el
portugués ex campeón del mundo, llegó en el segundo lugar, y el polaco Rafal
Majka fue tercero, cada uno de ellos 38 segundos detrás.

Por segundo día
consecutivo se registró un incidente con un espectador. El neozelandés George
Bennett derribó a un aficionado que bloqueaba su camino en una curva cerrada.

El lunes es el
primer día de descanso de la carrera. Luego habrá una etapa más en los Pirineos
el martes, un tramo de 197
kilómetros (122 millas) de Escaldes-Engordany, Andorra, a
Revel, Francia.

La competencia de
tres semanas culmina en París el 24 de julio.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.