COMPARTE

Beatriz Rojas/@rojas_beatriz

Usuarios del transporte público expresaron su malestar por la petición que están haciendo los transportistas al Gobierno, de que se les permita incrementar el pasaje a cien bolívares en todos los municipios del país. El solo planteamiento lo consideran un exabrupto, pues no toman en cuenta que la crisis que vive el país afecta principalmente a las clases más desposeídas.

Como se recordará, en marzo de este año el Ejecutivo Nacional,  a través de una resolución conjunta de los ministerios de Transporte y Obras Públicas, Industria y Comercio y el de Relaciones Interiores y de Justicia, aprobó un aumento del pasaje por etapas. La segunda entraría en vigencia este lunes primero de agosto, con lo cual la tarifas de las rutas suburbanas pasarían de 45 a 70 bolívares. Sin embargo los transportistas se reunieron en Caracas y decidieron que el pasaje debe a subir a 100 bolívares, y dieron un lapso de 15 días al gobierno, para que considere su solicitud.

Los transportistas argumentan que los altos niveles de inflación que se vive en la nación, imposibilitan que puedan comprar cauchos y demás insumos para que sus unidades puedan seguir circulando.

Usuarios del transporte consideran un abuso que el pasaje pueda llegar a cien bolívares, porque la población no gana suficiente dinero para cubrir estos costos. Argumentan además que buena parte de las unidades están en mal estado y como son pocas, muchos pasajeros se ven en la obligación de viajar guindando en las puertas.

Vidia Escalona calificó como exagerada la propuesta de los transportistas, porque a algunas unidades les quitan los asientos para poder trasladar a más personas de pie. Además se les caen los cojines. Se quejó de que los conductores no dejan a los pasajeros en las paradas, sino donde les parece.

Escalona añadió que para nadie es un secreto que el sueldo no alcanza ni para comprar comida, y que hay mucha gente desempleada.

Jesús Velazquez dijo que los usuarios sólo aceptarían pagar cien bolívares, si viajan sentados en unidades con aire acondiconado, donde además no permitan que se suban los denominados charleros.

Yanitza Zambrano señaló que el solo anuncio de la propuesta, es un golpe para el bolsillo de los pasajeros, porque muchas personas se ven en la obligación de pagar hasta tres pasajes en un día para llegar a su sitio de trabajo, lo que implica la misma cantidad para regresar a sus hogares. Si se lleva a cien, implicaría 600 bolívares diarios que no puede pagar quien gane salario mínimo.

Naileth Dorantes expresó que los conductores deben tomar en cuenta que, producto de la inflación que hay en el país, el dinero no alcanza. Por lo tanto las personas de escasos recursos, que son quienes usan el transporte público, se ven imposibilitadas de asumir un incremento adicional en el pasaje.

Miriam Escalona cuestionó que los transportistas estén pidiendo aumento de tarifas, cuando la mayoría no cumple con las rutas que le autorizaron, obligando de esta manera a los usuarios a pagar más de tres pasajes diarios, sin que ninguna autoridad aplique los correctivos pertinentes.

“Por qué no dicen que establecieron unas rutas cortas para cobrar dos pasajes adicionales?”, se preguntó.

Del mismo criterio fue Alba Noguera, quien trabaja en Naguanagua y vive en Ciudad Plaza.

“Mire a mí me cuesta un mundo llegar a mi casa todos los días, porque estos señores aplican unas rutas cortas no permisadas. Y ahora quieren más aumento, que va. Ojalá no se los aprueben”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.