(Foto Archivo)
COMPARTE

La morgue de Bello Monte amaneció este domingo custodiada por efectivos militares, debido al traslado de los cuerpos de 12 agricultores asesinados en la región barloventeña del estado Miranda, y que fueron hallados en El Café y Aragüita, luego de más de un mes de desaparecidos.

Las denuncias de sus familiares ante la Fiscalía y pronunciamientos de la Red por la Justicia y la Paz, condujeron a una investigación que dio como resultado el hallazgo de los cadáveres este fin de semana.

Los familiares que iban a reclamar los cuerpos a la morgue los ingresaron en un autobús, fuertemente escoltados, y llevados al  auditorio del antiguo Iupolc, donde funciona actualmente el Senamecf, al lado de la morgue, para no permitirles tener acceso a los periodistas.

Sin embargo, los reporteros obtuvieron testimonios de algunos parientes.

Aseguraron que ninguno de los fallecidos tenía antecedentes ni registros policiales. Dijeron que trabajadores, agricultores, residentes del municipio Acevedo del estado Miranda y con familia. Se trata de Eliézer Ramírez, Antony Vargas, Antonio Aladejo, Luis Sanz, Dennys Acevedo, Oscar Rodríguez, Yorman Mejías, Freddy Hernández, Víctor Manuel Martínez, Jairo Rivas, Kenry González y Carlos Marchena.

Estaban desaparecidos desde mediados de octubre y todo indicaba que se trataba de una desaparición forzosa, porque fueron detenidos por efectivos del Ejército en una supuesta OLP.

Javier Mejías dijo que su hermano Yorman Mejías, de 25 años, se dedicaba a la siembra y recolección de caraotas y frijoles. Cuando lo detuvieron estaba con un hermano discapacitado, a quien intentaron llevarse pero luego decidieron liberarlo.

A Antony Vargas de 18 años, se lo llevaron de la puerta de su casa. Era albañil y dejó una hija de 7 meses.

El supuesto operativo duró tres días, los familiares les llevaron comida a un lugar donde supuestamente estaban presos, y después les dijeron que habían sido liberados.

En vista de que no aparecían los familiares acudieron a la Fiscalía y denunciaron el caso. Los cadáveres ajusticiados fueron localizados en El Café y en Aragüita, municipio Acevedo del estado Miranda.

El Ministerio Público anunció que imputarán a un teniente coronel, seis sargentos, tres cabos y un mayor, por estos crímenes de lesa humanidad. Dichos funcionarios fueron degradados y expulsados de la FANB. Pertenecen al Batallón 323 Cnel José Camacaro Rojas, de Cumaná, y estaban destacados en el estado Miranda.

La Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, organización que hace dos semanas denunciò el caso, se pronunció al respecto y exigió castigo para los responsables y que se les otorgue una compensación o reparación a los familiares por los daños causados.

La ong obtuvo el testimonio de Mary Isabel Silva, cuyo hijo, Carlos Gabriel Marchena Silva (20), fue aprehendido en La Peica, con más de 20 hombres fue llevado a un comando militar en El Café y el 18 de octubre trasladado al Fuerte Chaguaramal de Cúpira, Ocho de los presos fueron liberados, fuertemente torturados tras obligarlos a firmar documentos que no leyeron.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.