COMPARTE

11 de junio 2009: Declarada la primera pandemia del siglo XXI por la Organización Mundial de la Salud, el AH1N1. Margaret Chan, directora de la OMS, informaría que era inevitable y que su propagación aumentaría. La población más vulnerable: niños y adolescentes, adultos vulnerables, embarazadas y de la tercera edad.

La pandemia se esperaba desde hace varios años debido a su carácter cíclico. La mayoría de las hipótesis sugerían que iniciaría en el sureste asiático como posible consecuencia de mutación de la gripe aviar, la cual ya circulaba en esos lugares del mundo, con poca o nula transmisión humana fundamentalmente ave-humano. Aunque muy virulenta y con alta letalidad.

Se extendió como una onda epidémica inicial de rápido crecimiento. Y los primeros casos restringidos a norteamérica (México y EEUU) se diseminaron con los viajeros por todos los medios de transporte: aérea, marítima y terrestre. Tripulantes y pasajeros internacionales arribando del área epidémica inicial portaban el virus, trasladándolo a nuevos territorios, a pesar de los controles sanitarios en puertos y aeropuertos.

La contención de la fuente de infección fue poco eficaz, por los portadores asintomáticos o en incubación, la migración intensa, el turismo y la gran movilización humana.

Provocó muy pocas muertes y complicaciones en relación con el número total de personas contagiadas. Aunque se asoció con más defunciones en personas sanas, aún sin condiciones de salud debilitante o crónica. Y la mayoría de los infectólogos y epidemiólogos advirtieron de una probable mutación del virus y cambio de su patogenicidad y virulencia.

El distanciamiento social, las nuevas reglas de conducta como saludarse con el codo y no “estrecharse las manos”, abrazarse, besarse con familiares y amigos son conductas sociales que entran en discusión sobre cómo y cuándo aplicarlas, sostenía la directora de la OMS. (Fuente: http://www.scielo.org.ve)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.