COMPARTE

A todos nos preocupa nuestra salud, pero cuando la preocupación se excede y se vuelve tormentosa para la vida diaria, es un problema que se puede catalogar como una enfermedad llamada hipocondría.

“Se trata de una preocupación y miedo a padecer alguna enfermedad. A veces, hay convicción a padecerla, generalmente pasa, porque el individuo hace una interpretación exagerada de alguna sensación corporal u otro signo de dolor o malestar que aparezca en el cuerpo como tos, malestar, algunas heridas e incluso los latidos del corazón”, explica la psicóloga Maryeling Riera.

Según la especialista, estas personas por lo general visitan varios médicos en distintas aéreas de la salud, llegando a la conclusión que ninguna enfermedad está relacionada con los síntomas que esté presentando.

En algunos casos el individuo puede mostrar tranquilidad por corto tiempo hasta que aparecen otra vez los síntomas u otros distintos.

Como éste hay muchos otros ejemplos en el que los síntomas tienen explicación desde el punto de vista psicológica y que en algunos casos son incrementados por prestarle más atención de la debida por temor a sufrir una enfermedad grave.

La experta explicó que las personas que manejan situaciones de depresión o ansiedad son las más propensas a ser hipocondríacos, ya que cualquier sensación puede ser vista como una enfermedad grave porque ya están predispuestas al miedo y al nerviosismo irracional.

La recomendación para las personas que padezcan de esta condición es aprender a manejar la ansiedad, quien es la protagonista. Las personas pueden realizar actividades desestresantes como yoga o algún otro deporte antes de ir al psicólogo para que estudie su caso.

Los familiares de las personas también pueden servir de mucha ayuda ya que estos serán como una extensión de la ayuda psicológica brindándole toda la calma que el paciente requiere en los momentos de ansiedad crítica.

 Como reconocer un hipocondríaco:

Tienen un miedo desmedido a la muerte, al dolor, al sufrimiento, a la debilidad y a depender de otros.

Dicen todo el tiempo que se sienten mal pero no saben específicamente de que es el malestar.

Cada dolor que sienten lo relacionan con cáncer, problemas en el corazón o alguna otra enfermedad grave.

Cuando están con una persona enferma dicen tener síntomas similares, suponiendo que también tienen la misma enfermedad.

Van regularmente al médico.

Toman muchos medicamentos que no necesitan o si los necesitan se los toman más seguido de lo recetado. (Fuente: salud.uncomo.com)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.