José Pirela ha tenido un gran rendimiento ofensivo desde su ascenso con los Padres.Foto: AFP
COMPARTE

Le ha costado pero todo apunta a que la paciencia comienza a rendir dividendos para José Pirela, quien a punta de batazos se ha ganado la confianza del cuerpo técnico en los Padres de San Diego y ya se asoma como una de las piezas de mayor impacto en la organización en la presente campaña. 

Siempre ha sobresalido por su bate. Primero descolló en Ligas Menores, luego brillò también en la pelota venezolana con las Aguilas del Zulia y ahora lo está haciendo en las Grandes Ligas.

Desde que fue ascendido hace dos meses, Pirela se ha convertido en una pieza íntegra de la ofensiva de San Diego. El fin de semana subió a tercer bate en el lineup y ha bateado de 14-4 desde entonces, y cada uno de aquellos imparables ha sido extrabases.

“La verdad es que me gusta batear y estar en el lineup. No importa dónde me pongan. Si es de noveno o tercero, sólo quiero aprovechar esa oportunidad”, expresó el pimientoso pelotero en nota del portal en español de MLB.

Tanto en los jardines como en la intermedia, en ocasiones Pirela ha tenido problemas a la defensa. Ese fue el caso el miércoles en el cierre de la serie de los Frailes contra los Mellizos, cuando en la sexta entrada dejó caer un elevado que resultó en un error de dos bases.

Pero también está claro que pocos jugadores trabajan más fuerte que Pirela y que se siente muy orgulloso de su desempeño con el bate.

“No es fácil”, expresó el Águila Negra. “Estoy aprendiendo algo todos los días. Llego al estadio y comienzo mi rutina. Hago el trabajo necesario y eso es lo único que puedes hacer. No es algo natural ni fácil, pero debes llegar al juego cómodo después del trabajo que has hecho. Eso es lo que te da resultados”.

Pirela, quien se ha establecido en la ofensiva de los Padres, ha tenido un gran repunte esta campaña tras perderse la mayoría del 2016 por una persistente dolencia en el talón de Aquiles. En diciembre fue excluido del roster de 40 jugadores y firmó un contrato de liga menor.

Al dirigente de los Padres, Andy Green, siempre le ha gustado lo que ha visto de Pirela en el plato. Pero hasta el propio piloto no hubiera pronosticado que su guardabosque batearía .294/.333/.508 en los primeros dos meses de la temporada.

Con tal línea de producción, el mandamás de los “curitas” solo puede tener palabras de reconocimiento para el criollo, “Si pensábamos que eso sucedería, no lo hubiéramos enviado a Triple-A al principio de la campaña”.

“Se debe a lo que ha hecho. Es impresionante lo mucho que ha trabajado. Aunque se ponche, sale a la carga en el próximo turno. Se merece todos los elogios por la clase de jugador que se ha convertido este año. Se ha ganado cada oportunidad que ha tenido”, añadió Green.

 

IG/LasMayores.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.