COMPARTE

Un caso de cáncer de boca por mes, en los últimos dos años, vienen recibiendo en promedio en el servicio de Cirugía Bucal y Maxilofacial de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera. Incidencia en aumento, sobre todo, en pacientes entre 30 y 40 años, entre quienes prevalece como factor de riesgo el tabaquismo, además de la presencia del virus de papiloma humano y hasta el virus de inmunodeficiencia adquirida, como también cierta predisposición genética.

Alba Flete, odontóloga especializada en patología bucal y vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Medicina Bucal, explicó que la patología bucal es una rama de la odontología que se especializa en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades que afectan los tejidos bucales, ya sea por un factor local que se manifiestan solo en boca o por manifestaciones de enfermedades sistémicas que suelen dar signos en la cavidad bucal. “Nos encargamos del manejo integral de ese tipo de afecciones más profundas que tienden ser infecciosas o tumorales (benignos o malignos), más allá de las caries y la enfermedad periodontal”.

Por cultura, muchas veces los pacientes creen que los dientes no son importantes, incluso desde la niñez se le resta importancia a los dientes de leche, porque serán “mudados y no importa que le caiga caries”; cuando puede ocurrir que se afecten antes del periodo que deben caerse y de pronto en esa área sale otro diente con algún desvío. Y esa puede ser una de las consecuencias del descuido.

También, otra creencia de las personas es que si le duele un diente, la solución es extraerlo para que no siga molestando. “Cuando es vital que se sepa que todos los dientes tienen una función y distintas formas por lo cual cada uno ejerce una determinado papel en la masticación, para asegurar una adecuada digestión, la cual comienza por la boca y los dientes son los encargados de triturar esos alimentos para que sean mejor digeridos en el estómago. Y si nos falta un diente ya por ahí comienza un problema en otro órgano”.

-También puede que haya problemas de espacio y cuando los dientes comienzan a salir de manera inadecuada cuesta más la higiene bucal, hay mayor predisposición de que se formen caries en sitios inespecíficos y otras consecuencias en nuestras articulaciones como en la temporomandibular, dolores de cabeza. Secuelas van más allá de una simple extracción. Por ello, la importancia de una dentadura completa y sana.

Partiendo por etiología, detalló que la caries es la patología dental más común en el mundo, comienza la desmineralización del tejido dentario y que puede alcanzar el tejido blando, y si un niño no tiene unos hábitos de cepillado y una buena dieta, estarán más predispuesto a desarrollar la afección la cual puede drenar a unos espacios anatómicos mayores que pueden comprometer la salud del niño o del adulto.

Igual pasa con el cálculo (piedra como popularmente se conoce), que suele subestimarse y es como un químico agresor-alegorizó la especialista- que se acumula en los tejidos periodentales (que rodean al diente como es la encía y el ligamento que lo sostiene en el alveolo), que pueden llegar a aflojarlos, hasta hacerlos caer. Como también aparecer lesiones propias de los tejidos por una respuesta exagerada ante la placa.

También la especialista habló del bruxismo. Se trata del “rechinar” de los dientes de manera involuntaria por estrés o ansiedad, que suele hacerse en horas de la noche. Pareciera algo leve, pero incluso por la presión dentaria, puede derivarse dolores de cabeza, en la región mandidular y en los oídos. Y la presión es tan fuerte que se asemeja a que la persona se le ponga sobre la dentadura un peso de 70 kilos.

Otras de las patologías bucales son las relacionadas al fumar, muy importantes porque no dan síntomas en sus inicios, en que pueden aparecer lesiones blancas (como “callos”, locoplaxia) dentro de la cavidad que pudieran convertirse en cáncer, pero otras veces pueden ser rojas (eritoplaxia), marrones (melanosis del fumador) o a veces es el paladar que está afectado (estomatitis nicotínina), y en el peor de los casos está el cáncer o carcinoma de células escamosas. Estos pacientes suelen fumar desde muy joven, ya a los 13 años.

Estas afecciones van en aumento, detalló Alba Flete, en pacientes entre 30 y 40 años, hombres y mujeres por igual, que pueden haberla contraído no solo por el fumar, también por alguna infección del VPH, VIH o por predisposición genética. Se refirió de un autoexamen, en que las personas tienen que estar pendiente del borde de la lengua y de toda la área de la cavidad bucal. Un alerta es una lesión al borde de la lengua que no cicatrice en 15 días, y lo cual debe ser motivo de ir a la consulta odontológica.

Las lesiones reactivas que ya atacan los huesos de la cavidad bucal por la acumulación de placas, y que llegan a transformarse en tumores, como los tumores odontogénicos (quistes en la parte osea de la cavidad) se suman a la lista de patologías que más se atienden en esta unidad de Medicina Bucal y Maxilofacial de la CHET.

Sobre las recomendaciones, resumió la especialista, que todo se basa en una correcta higiene bucal, que consiste en cepillarse tres veces al día; el uso del hilo dental, como además una equilibrada dieta alimenticia, en que se eviten los carbohidratos refinados.

Más detalle de la entrevista completa por nuestra página web www.el-carabobeno.com o por nuestro canal youtube, colocando Por Tu Salud, conducido por Ana Isabel Laguna. Mientras pueden ubicar a la especialista Alba Flete por su cuenta en twitter e instagram @academia_estomatología.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.