Asdrúbal Oliveros, economista y director de Ecoanalítica. (Foto: Rafael Freites)
COMPARTE

La distorsión cambiaria en Venezuela llegó a su cúspide. El tipo de cambio libre se convirtió en la única opción del sector privado para hacer algunas compras en el exterior que les permitan mantenerse operativo. Es así como 28% de todo lo que llega a puertos nacionales es pagado a dólar no oficial. El impacto sobre los precios ha sido letal.

El mercado paralelo hasta 2013 era utilizado solo como protección de activos líquidos, era una manera de mantener estables los ahorros. No se empleaba para importar bienes ni materia prima, para eso se destinaban los dólares oficiales, cuyo acceso es cada vez más restringido.

El economista Asdrúbal Oliveros, socio director de la firma Ecoanalítica, explicó que con apenas 10% del mercado en manos de la tasa libre no había un impacto agresivo en los anaqueles. Eso cambió. “Sin estrategias para controlar ese tipo de cambio los resultados serán alzas muy fuertes de precios por mas show mediáticos de fiscalización que realicen”.

Para el cierre del tercer trimestre de 2016, de acuerdo a datos de Ecoanalítica, las importaciones en bienes se calcularon en 14 mil 588 millones de dólares de los que dos mil 794 millones corresponden a las compras hechas por Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), mil 885 millones a divisas gestionadas a través del Cencoex a 10 bolívares por dólar, mil 788 millones al sistema complementario Dicom, seis mil 688 importaciones exclusivas del sector público (60% del total), y mil 433 se transó por el paralelo.

Crecimiento de 0%

No se sabe si será en positivo o negativo. Pero el crecimiento económico para 2017 se estima cercano a 0%, de acuerdo a los cálculos de Carlos Miguel Álvarez, economista senior de Ecoanalítica, quien señaló que el recorte de las importaciones en 2016 fue de 45% respecto al año anterior, “es una cifra muy elevada y la proyección era de 30%”.

El especialista aseguró que por primera vez el Gobierno se enfrenta a una disyuntiva: “Pagar la deuda o recortar aún más las compras en el exterior”. Solo un financiamiento externo podría solventar la situación del país, pero por razones ideológicas no se pedirá. Además, no se cuenta con la solvencia necesaria para optar por un crédito de algún organismo multilateral.

El déficit de divisas del Ejecutivo este año fue de 11 mil millones de dólares. Para 2017 es poco lo que se puede reducir esa brecha. El precio del petróleo no será determinante aunque aumente porque en Venezuela la caída en la producción pesa mucho más. “Por cada dólar que sube la cesta venezolana son 580 millones de dólares adicionales que ingresan al país. Pero en general se requiere 72 dólares por barril para que Venezuela salga del déficit actual. Difícilmente se llegará a ese techo”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.