Foto: (Referencial)
COMPARTE

Las mujeres, madres  venezolanas infectadas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) enfrentan 3 opciones críticas ante la escasez de alimentos que ha desatado la hambruna en Venezuela: amamantan a sus bebés —transmitiéndoles el virus—, alimentarlos con fórmulas  o dejarlos morir de hambre.

Quizás la última opción es la mas viable,  ya que alimentarlos con leche de fórmula está cada vez más lejos de adquirila por padres venezolanos.

Para María Pérez, seropositiva y madre de un niño de 11 meses, comparó la búsqueda de este producto para su bebé con una “agonía”.

Este alimento —así como la mayoría de los productos básicos— ha desaparecido prácticamente de los anaqueles de los supermercados venezolanos y cuando se consigue, sólo se puede comprar dos envases por personas y a un elevado costo. “Nosotros hemos pagado 20,000 bolívares por dos potes que nos duran un mes”, contó la mujer, cuyo verdadero nombre ha sido reservado por petición.

90.000 mujeres con el VIH

El salario mínimo mensual del venezolano es de 40,638 bolívares, vale decir, dos potes de leche para bebés.

Ante esta aguda crisis, la organización venezolana StopVIH ha iniciado una campaña online internacional para recaudar fondos para comprar leche de fórmula en el exterior y distribuirla en Venezuela.

2. 300 menores de 14 años con el VIH
Ya que el número de mujeres y menores infectados por el VIH en el país suramericano, reya cifras alarmantes, Jhonatan Rodríguez, presidente y fundador de StopVIH, decidió el uso de la tecnología para dar una respuesta a este sector de los venezolanos que se ven en el dilema de amamantar a sus pequeños y contagiarlos.
Rodríguez señaló que la meta que se han propuesto es de recaudar $15,500 para proveer el producto al menos a 500 niños en varias regiones de Venezuela.

Hambruna en Venezuela

El diputado opositor William Barrientos dio a conocer un video en el que denuncia las condiciones de desnutrición de niños venezolanos debido a la severa crisis económica que golpea al país.

El diputado de Unidad Venezuela a la Asamblea Nacional por el circuito 8, del estado Zulia, dijo que  “Las mujeres tienen que someterse a una situación bastante dramática y muy ruda de varias horas en largas colas por uno o dos potes de leches que a la final no abastecen realmente la necesidad o no resuelven el problema”, dijo.

Comida sólida para no contaminarlos

Para las madres infectadas “Es muy duro y muy doloroso”, dijo una de ellas, María Pérez quien se confesó con el Nuevo Herald.

La mujer contó que para alimentar a su pequeño ha tenido que recurrir a darle jugos y comida sólida desde que tenía 4 meses. Eso sí, no voy amamantarlo.

“Esa no es una opción, solo le pido a Dios que nos proteja”.

En Venezuela no hay cifras oficiales exactas sobre cuántas mujeres con VIH son madres o cuántos niños se habrían infectado por consumir la leche materna. Sin embargo, las más recientes estadísticas del Ministerio de Salud de Venezuela publicadas en el 2015 indican que hay 90,000 mujeres mayores de 15 años infectadas con VIH y al menos 2,300 menores de 14 años con el virus.

ELNUEVOHERALD

 

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.