COMPARTE

Felícita Blanco

Dos adolescentes de 16 y 17 años murieron y uno de 15 resultó herido durante un asalto en el sector El Zanjón, parte alta de Carapita, Antímano, por no entregar sus celulares, relojes y otras pertenencias. 

El cuerpo del joven de 16 años fue retirado de la morgue el domingo y ayer hacían lo propio los parientes de Carlos Daniel Delgado Ramírez (17). 

Los muchachos estaban en la parada esperando el jeep que los bajara a la avenida principal para ir a visitar a la novia de uno de ellos. De un jeep cuyo conductor estaba secuestrado se bajaron dos delincuentes armados, los muchachos corrieron y recibieron tiros por la espalda. 

El chofer del jeep entró en pánico al escuchar los disparos, se fue y dejó a los asaltantes, quienes apuntaron en la cabeza a otro jeepsero para que los sacara del barrio. 

Se montaron en la unidad pero el carro se apagó. En vista de que no prendía, amenazaron al chofer, quien salió corriendo y los ladrones también huyeron a pie hacia el sector El Cardón. 

Carlos Daniel tenía dos meses en Caracas. Vino de Mérida a vivir con su padre y trabajaba de pizzero en una panadería de La Guairita. 

En lo que va de año 261 menores de edad han sido asesinados en La Gran Caracas. 

43 muertos el fin de semana

Bryan Alberto Rosales Guerra (22), recibió un tiro en el cuello cuando otro joven manipulaba un arma en la platabanda de una casa en la sexta calle del barrio El Amparo, Catia, el domingo a las 6:30 de la tarde. 

Su tío Freddy Guerra pide a las autoridades que se ocupen de desarmar a la población. 

-No hay palabras para describir el dolor que se siente por la pérdida de un hijo, siendo que es ley de vida que ellos nos entierren a nosotros. 

Guerra perdió a dos hijos hace 4 meses y le quedan tres, pero no se repone de la ausencia de Dervin (34) y Jorvin (27), mototaxista y taxista. Los mataron por haberle informado a un vecino quién le robó la moto. 

-Mi hermana dice que ya no tiene motivos para vivir. Bryan era su único hijo. 

Exigen entrega de cadáveres

Familiares de los abatidos la tarde del viernes durante la OLP en El Cementerio y la Cota 905, exigieron ayer que les entreguen los cuerpos y denunciaron que los cadáveres se encuentran fuera de las cavas refrigeradas de la morgue, “para que se pudran” y tengan que enterrarlos sin velatorio. 

Las autoridades no han suministrado las identidades de los fallecidos y la cifra extraoficial oscila entre 9 y 10 muertos. 

Neyla Álvarez aseguró que su hijo Jefferson Daniel Suárez (19) no era delincuente y lo mataron en la segunda calle Los Mangos de El Cementerio, cuando se metió a refugiarse en un taller de motos. 

-Estaba desempleado, pero cuidaba a cuatro niñas de 6 a 9 años para que la madre saliera a trabajar. 

Les dijeron que la orden la dio el ministro y no los entregarán hasta que asista el Fiscal y les hagan reconocimiento post mórtem. 

Acusan a un Cicpc

De un disparo en la nuca y otro en el pecho murió Jorge Luis Rodríguez Oliveros (17), a manos de un funcionario del Cicpc que ingresó a su vivienda ubicada en el sector La Coromoto, del barrio Río Cristal, carretera vieja Caracas-Los Teques, al mediodía del domingo. 

Lilibeth Urbano contó que la noche anterior en una “fiesta por la paz”, hubo un altercado entre un menor conocido como “el zurdo” y el hermano del policía, que estaba ebrio, apodado “gocho negro”, organizador del evento al que asistían por 100 bolívares. 

El policía y su hermano apellidados Hernández no encontraron a “el zurdo”, y arremetieron contra Jorge porque estuvo presente durante la reyerta, aunque no participó. 

-Mi sobrino estaba en el sofá de la sala tomando café, mandaron a salir a todo la familia, pero quedaban tres niñas, de 9, 7 y 5 años, hermanas de Jorge, y los policías no sabían. Ya lo habían matado cuando las vieron y mandaron a sacarlas, pero las menores relatan lo sucedido. 

Numerosos policías vinieron en apoyo de los primeros, se llevaron dinero, objetos del hogar, ropa de  estreno y juguetes de los niños.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.