COMPARTE

EFE

La dirigente opositora venezolana María Corina Machado
anunció que seguirá siendo candidata a diputada pese a la decisión de la
Contraloría de inhabilitarla para ejercer cualquier cargo público durante un
año, una medida que calificó de “fraude” enmarcado en una
“decisión política” del Gobierno.

“Voy a postularme a la Asamblea Nacional (AN,
Parlamento), a ustedes, a los venezolanos, escúchenme bien, me voy a postular a
la Asamblea Nacional y seguiré representando la determinación democrática del
pueblo de Venezuela”, dijo a los periodistas.

La opositora señaló que “cuando se le niega a los
electores, o se les pretende negar el derecho a elegir a los representantes que
les de la gana para que los representen, hay un fraude”.

La Contraloría General de Venezuela anunció este martes la
inhabilitación de Machado para ejercer cualquier cargo público durante un año
basándose en la Ley contra la Corrupción.

Machado explicó hoy que la inhabilitación se debe,
supuestamente, a que en su declaración jurada no incluyó los cupones de
alimentación que formaban parte de su salario cuando era diputada, cargo que
ejerció hasta su destitución en marzo de 2014.

“El descaro, el abuso, el atropello, la desfachatez, ha
llegado al extremo que la excusa que pretenden utilizar para inhabilitarme es
que supuestamente no declaré cestatickets en mi declaración jurada de
patrimonio, cestatickets que nunca he recibido de la Asamblea Nacional”,
dijo.

Señaló, además, que “cada año, como corresponde”
ha presentado su respectiva declaración jurada de patrimonio, de inicio de cada
ejercicio y de cierre, y agregó que no tiene nada que ocultar y sí cumple la
ley.

La opositora también apuntó que el contralor general
venezolano, Manuel Galindo, “no tiene potestad” para inhabilitarla y
tras calificarlo de “ilegítimo” por haber sido nombrado en su cargo
solo por el sector chavista del Parlamento, subrayó que a ella la “habilitan
los venezolanos”.

“Voy a seguir recorriendo al país y acompañando a los
demás candidatos (…) recordemos que somos mayoría”, indicó.

La dirigente opositora señaló que el Gobierno venezolano
quiere “una fractura” en la oposición de cara a las elecciones
parlamentarias previstas para el próximo 6 de diciembre, cosa que, aseguró,
“no van a lograr”.

“Ha comenzado un fraude monumental, cuando se le niega
a cientos de miles de estudiantes a inscribirse en el registro electoral, hay
un fraude, cuando los empleados públicos se le pretende atemorizar sobre el
supuesto secreto del voto, hay un fraude. Cuando se utiliza los recursos
públicos para financiar al Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), hay un
fraude”, apuntó.

Hizo un llamado al Consejo Nacional Electoral (CNE) a que
“por el bien de Venezuela” detenga estas “acciones de
fraude”.

“El CNE no tiene la posibilidad de quitarme mi derecho
político, de limitarme, no tiene esa potestad (…) le tienen terror al pueblo
de Venezuela y le tienen terror a lo que representamos”, expresó.

Agregó que “desde ya” está llevando a cabo
“acciones” internacionales y agradeció el apoyo que ha recibido de
“parlamentarios de todo el mundo, expresidentes, e incluso gobiernos que
establecen con claridad y firmeza que no hay elecciones libres si hay
inhabilitaciones de candidatos y líderes de las fuerzas democráticas”.

Machado tuvo fue destituida de su cargo de diputada en marzo
de 2014 cuando el presidente del Parlamento, el oficialista Diosdado Cabello,
la acusó de violar la Constitución al aceptar ser representante alterna de
Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.