COMPARTE

El arzobispo de Coro, monseñor Roberto Lückert, aseguró que
el Gobierno venezolano atropella los derechos humanos de los ciudadanos
colombianos
que están siendo deportados, luego que se anunciara el estado de
excepción y cierre de la frontera con Colombia.

En un comunicado de prensa, el monseñor expresó “me parece
una barbaridad lo que están haciendo (…)
Les rompen las casas, les roban, los
sacan como unos animales a la frontera. Tenemos que reclamar, eso no puede continuar”.

“La presencia de los hermanos colombianos en Venezuela no es
de ahora, sino que ambos pueblos conviven desde hace muchos años, trasladándose
a ambos lados de la frontera”, agregó.

En declaraciones a ACI Prensa, recordó que en el también
estado fronterizo de Zulia, la industria agropecuaria ha florecido gracias a la
contribución de los colombianos
que trabajan en el campo, como mecánicos,
electricistas y en otras actividades.

Con información de nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.